Un alumno del Mirabal impulsa un concierto benéfico con violines 3D

Un alumno del Mirabal ha creado violines en 3D para una niña de la India que apadrina a través de la Fundación Vicente Ferrer. Instrumentos que han sido protagonistas en un concierto en su centro educativo a favor de esta ONG.

Concierto benéfico en el Mirabal con violines 3D.
Una muestra de los violes 3D creados por un alumno de Mirabal International School.
Concierto benéfico en el Mirabal con violines 3D.
Mirabal International School ha celebrado un concierto benéfico a favor de la Fundación Vicente Ferrer, en el que los instrumentos principales han sido los violines en 3D realizados por el alumno Héctor Blanco.

Mirabal International School ha celebrado un emocionante concierto benéfico a  favor de la Fundación Vicente Ferrer, en el que los instrumentos principales han sido los violines en 3D realizados por el alumno Héctor Blanco. Un concierto que ha sido presentado por Sergio Conde, también alumno del centro.

Thibaut Courtois, guardameta del Real Madrid, ha tenido una intervención en representación del deporte profesional, así mismo la presidenta de Mirabal International School, Rosario de la Cruz, que ha pronunciado unas palabras de apoyo a esta inciativa. El concierto ha contado también con la presencia de Angélica Medina, técnica de sensibilización de la Fundación Vicente Ferrer; y de María Ángeles Martínez, concejala de Educación del Ayuntamiento de Boadilla del Monte.

La iniciativa

El proyecto, denominado Un violín para Thrisha, nace de la propuesta de uno de sus alumnos de segundo de la Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), Héctor Blanco, que además es padrino de una niña de la Fundación. En el proyecto se combinan aspectos tan importantes en la formación y desarrollo de los estudiantes como la música, el voluntariado, la economía colaborativa y las nuevas tecnologías.

En esencia, el proyecto pretende utilizar las nuevas tecnologías en diseño e impresión 3D, para producir violines totalmente funcionales, de una manera sencilla y económica, que puedan ser impresos de forma colaborativa, por personas u organismos solidarios; y que sean puestos a disposición de una organización (en este caso la Fundación Vicente Ferrer), para ayudar en la educación de niños desfavorecidos o en situación de pobreza.

El protagonista

"En una mañana de Reyes, nada más despertarme, bajé con ilusión las escaleras desde mi habitación para descubrir qué regalo había al pie del árbol. Pero en su lugar encontré una carta; al leerla vi que se trataba de un regalo muy especial, que era ser el padrino de una niña de la India llamada Thrisha. En esa carta me decían que ese regalo era muy importante y que había que cuidarlo y quererlo. En el verano del año pasado mi padre me llevó a hacer un curso de impresoras 3D. Al hacer el curso se me ocurrió que podía hacerle algo especial a Thrisha y a los niños y niñas de su comunidad. De ese pensamiento salió el proyecto. Este proyecto no busca satisfacer sus necesidades primarias, sino hacer algo que les ilusione y llegue al corazón para hacer sus vidas un poco más felices", explica el propio alumno del centro, Héctor.

En el canal de Youtube del Mirabal se puede escuchar un fragmento de este concierto.