APB propone suprimir la unidad de Policía Judicial

Alternativa Por Boadilla propone suprimir la unidad de Policía Judicial de la Policía Local, porque sus funciones son realizadas ya por otras unidades, y recuperar así agentes en laborales comunes policiales.

APB propone suprimir la unidad de Policía Judicial.
Un control de la Policía Local de Boadilla del Monte.

El grupo municipal Alternativa por Boadilla (APB) propondrá en el Pleno de noviembre la supresión de la unidad de Policía Judicial dentro del cuerpo de la Policía Local de la localidad. Una nueva reordenación para destinar sus efectivos al aumento de los miembros disponibles en la plantilla para el ejercicio de las funciones propias policiales.

"Es innecesaria la existencia de esta unidad porque la colaboración con jueces y tribunales, y con las fuerzas de seguridad que realiza la Policía Local se está desempeñando igualmente sin tener una unidad concreta de Policía Judicial. Tendremos más policías en la calle", ha explicado Angel Galindo, concejal portavoz de APB.

Esta formación reconoce la labor desempeñada por esta unidad hasta la fecha. La iniciativa, aseguran, se hace pensando en la mejora de la dotación, de la calidad del servicio policial y de la seguridad ciudadana en el municipio, sin que "suponga un desmerecimiento a sus efectivos, que se han limitado estos años a estar donde se les ordena y adscribe y cumplir con las funciones que se les indicaron tras la creación de la unidad". 

Además del beneficio de que sus efectivos aumenten los miembros disponibles para la labor policial, su supresión va a suponer un ahorro de costes al eliminarse el alquiler de las dependencias que usa en exclusiva esta unidad y que "son absolutamente prescindibles a día de hoy".

Contexto

Fue durante el mandato del anterior alcalde, Arturo González Panero, cuando el gobierno municipal creó la unidad de Policía Judicial dentro del cuerpo de la Policía Local de Boadilla. En la actualidad con cuatro agentes locales como miembros adscritos, cuyas dependencias se encuentran en el local de la calle Isabel II que el Ayuntamiento tiene alquilado junto al Juzgado de Paz. De ellos, dos desempeñan otra función simultánea como agentes tutores.

APB explica que desde hace meses la Guardia Civil es la unidad instructora encargada de recoger y tramitar las denuncias de Boadilla, función que antes hacía la Policía Local. Tampoco actúa como unidad propia de apoyo judicial, manteniendo la Policía Local la función genérica de colaboración con la Administración de Justicia y otros cuerpos de seguridad, sin competencia propia como unidad orgánica funcional. Igualmente, la patrulla de paisano existente puede y debe mantenerse al margen de estar en una unidad u otra; ocasionalmente realiza algunos expedientes de tráfico que pueden asumirse en la función genérica de Policía Local.

Atendiendo a esas nuevas circunstancias, este grupo municipal considera "razonable suprimir y reestructurar esta unidad" de Policía Judicial.