APB propone un plan de ahorro de agua

Alternativa por Boadilla (APB) ha anunciado que presentará una moción en el próximo Pleno municipal para un plan de ahorro de agua en edificios públicos y en privados de nueva construcción.

APB propone un plan de ahorro de agua.
Un operario municipal en labores de limpieza.

El grupo municipal Alternativa por Boadilla (APB) ha anunciado que presentará una moción para su estudio y consideración en el próximo Pleno municipal, en la que propondrá un plan de ahorro de agua en los edificios públicos, así como en privados de nueva construcción.

El aumento poblacional, argumenta la formación, ha producido un importante incremento de los servicios e instalaciones municipales, así como de los espacios y parques públicos; y, en consecuencia, también ha aumentado considerablemente la demanda de agua. Por lo que, continúa APB en su escrito, el uso responsable de la misma es una prioridad.

"Muchas instalaciones municipales nuevas utilizan sistemas de consumo (grifería, cisternas y duchas) que no están dotadas de mecanismos que reduzcan el consumo de agua, lo que incrementa innecesariamente el consumo. En esto tampoco somos ejemplares", ha declarado Angel Galindo, concejal portavoz de APB.

Este grupo municipal señala a los polideportivos, edificios institucionales y administrativos, la nueva sede de la Policía Local, la biblioteca antigua, la sala de lectura, la piscina municipal o los colegios y escuelas infantiles públicas. En su escrito critican "cómo, por ejemplo, en nuevas instalaciones inauguradas hace meses como la piscina municipal, se han instalado duchas que no disponen de medidas de ahorro para controlar el gasto de agua, dejando a la ciudadanía que sea la que deba controlar el mismo".

A esta iniciativa APB añade otras, como que el Ayuntamiento realice una campaña de concienciación sobre el consumo racional del agua dirigida a la población en su conjunto, al sector empresarial y comercial para que toda la población sea consciente del uso y consumo responsable del agua; que los servicios técnicos adopten las medidas necesarias para que en los nuevos proyectos constructivos que ejecute el Ayuntamiento y la Empresa Municipal de la Vivienda se vayan incorporando estos sistemas de ahorro de agua; y que los servicios técnicos municipales insten a la iniciativa privada a la instalación de sistemas de ahorro en sus proyectos de nueva construcción.