Campañas de igualdad en los colegios

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte promueve campañas sobre igualdad y violencia de género entre los alumnos de primaria y secundaria de la ciudad.

Campañas de igualdad en los colegios.
Visita del alcalde, Antonio González Terol, a un centro educativo de Boadilla.

La concejalía de Mujer del Ayuntamiento de Boadilla ha puesto en marcha una campaña dirigida a alumnos de segundo curso de primaria, para trabajar desde edades tempranas la igualdad de género y los valores de tolerancia, respeto y solidaridad asociados a ésta.

La propuesta didáctica, denominada Maua: flores para la igualdad, consta de dos sesiones de 45 minutos cada una en las que se abordan de forma alegre y divertida aspectos relacionados con la igualdad de género, los roles y estereotipos, el trabajo de cuidados y la situación de las niñas en otros países. 

Se pretende que los niños sean capaces de apreciar algunas de las diferencias entre los roles que se asignan a cada sexo, que generan la desigualdad desde edades tempranas; y que aprecien, por ejemplo, la necesidad de repartir tareas y fomentar la cooperación como forma de trabajo.

También se enseñan otras realidades en las que las niñas carecen de muchas de las oportunidades que tienen aquí y se fomenta la puesta en práctica de habilidades sociales básicas como la escucha activa, respetar el turno, pedir perdón o dar las gracias.

Talleres contra la violencia de género

Además de esta campaña en primaria, esta concejalía ofrece cada año a los alumnos de tercero de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) talleres para la prevención de la violencia de género.

La formación se desarrolla en dos sesiones de 50 minutos en las que se pretende trasladar conceptos básicos relacionados con la igualdad de género, visibilizar las situaciones de desigualdad y fomentar el sentido crítico entre los menores; dar a conocer la situación de millones de niñas y mujeres en el mundo, intentando identificar los distintos tipos de violencia ejercida hacia ellas; favorecer la puesta en práctica de ciertas habilidades sociales y otros aspectos de la competencia social; y promover valores asociados a la convivencia, de forma transversal.