Navidad de récord en Boadilla

La Cabalgata de Reyes de Boadilla ha registrado este año un récord de público, con más de 55.000 personas a lo largo de su recorrido; y la carpa navideña ha sido visitada por más de 21.000 personas.

Navidad de récord en Boadilla.
Sus Majestades los Reyes Magos recibieron en la capilla del Palacio tras la Cabalgata a miles de niños, a los que entregaron un libro como regalo.
Navidad de récord en Boadilla.
La Cabalgata de Reyes de Boadilla ha registrado este año un récord de público, con más de 55.000 personas a lo largo de su recorrido.

La Cabalgata de Reyes de Boadilla del Monte ha cosechado este año un récord de participación, con más de 55.000 personas a lo largo del recorrido que comenzó, como es habitual, en la estación de Metro Ligero Puerta Boadilla y finalizó en el Palacio del Infante Don Luis. Allí Sus Majestades recibieron uno a uno a los niños que quisieron entregarles sus cartas.

La comitiva estuvo formada por más de 700 personas que desde las ocho carrozas que recorrieron las calles repartieron 8.000 kilos de caramelos sin gluten a los asistentes. La Cabalgata contó con elementos tradicionales, como un rebaño de ocas, seis camellos y varios bueyes; además, acompañaron a los Reyes numerosos pajes, miembros de las escuelas de danza y teatro de Boadilla, grupos de música y percusión, clubes deportivos, peñas y pasacalles a los que se sumaron 60 escolares del municipio y el Grupo Histórico y Abanderados Ciudad de Castiglion Fiorentino.

A su llegada al Palacio se ofreció un espectáculo piromusical tras el cual Sus Majestades recibieron en la capilla a miles de niños, a los que hicieron entrega de un libro como regalo.

La carpa navideña, por su parte, ha recibido la visita de 21.600 personas a lo largo de todas las fiestas. Niños y jóvenes han disfrutado de castillos hinchables, talleres, juegos y consolas, que se han distribuido en varias zonas según las edades. Todos los días se ha ofrecido, además, un espectáculo de magia.

Este año el Ayuntamiento ha instalado también dos tiovivos para los más pequeños, en la plaza de la Cruz y en la glorieta de Virgen María.