Boadilla dedica un parque a Miguel Ángel Blanco

Boadilla del Monte honra la memoria de Miguel Ángel Blanco dando su nombre a un parque en la zona de Valenoso.

Boadilla dedica un parque a Miguel Ángel Blanco.
Marimar Blanco, hermana de Miguel Ángel, en el acto en el que se descubrió un monolito en recuerdo del edil asesinado.

El Ayuntamiento de Boadilla ha querido honrar la memoria de Miguel Ángel Blanco, el concejal asesinado por ETA hace ahora 21 años, poniendo su nombre a uno de los parques de la localidad, ubicado en la zona de Valenoso.

Su hermana, Marimar Blanco, presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, participó ayer, junto al alcalde de la localidad, Antonio González Terol, y otros miembros de la corporación municipal, en un acto en el que se descubrió un monolito en recuerdo del edil asesinado.

Marimar Blanco agradeció a todos el apoyo que su familia ha recibido siempre y resaltó cómo hubo un antes y un después de la muerte de su hermano, porque los ciudadanos dejaron de tener miedo y dijeron de manera masiva "Basta ya" al terrorismo.

González Terol, por su parte, destacó la importancia de que los más jóvenes conozcan la figura de Miguel Ángel Blanco, para lo cual, según señaló, "es necesario recordarle en espacios como este parque o como el espacio que lleva su nombre en la biblioteca José Ortega y Gasset".

El alcalde quiso reafirmar el inquebrantable compromiso del Ayuntamiento con la defensa de la democracia sin renunciar a la libertad y a la dignidad, y con las víctimas del terrorismo. A los terroristas, dijo, "debemos exigirles que pidan perdón, que condenen su pasado criminal y que ayuden a esclarecer los más de 300 crímenes de la banda terrorista que continúan sin resolverse".