La thelaziosis

La thelaziosis es una enfermedad causada por el gusano ocular o gusano oriental del ojo (Thelazia callipaeda). Es una patología ocular originaria del Lejano Oriente que se ha desplazado en los últimos años. Ahora también es común en muchas partes de Europa y ya ha sido diagnosticada en España.

La thelaziosis
Esta enfermedad esta causada por el gusano ocular o gusano oriental del ojo (Thelazia callipaeda). Y provoca una excesiva secreción ocular y un picor continuo.

En la Comunidad de Madrid son cada vez más los casos diagnosticados y, si bien, al principio eran casos importados de zonas como Extremadura, Salamanca, Zamora… actualmente se están localizando perros afectados que no han salido de la región. Eso quiere decir que esta patología ya está instalada aquí. De hecho, en las últimas semanas, hemos diagnosticado la misma en Boadilla.

Se transmite a través de la mosca Phortica variegata. Los gusanos liberan larvas en las secreciones conjuntivales de los animales infestados, y estas son ingeridas por las moscas al alimentarse de dichas secreciones. Estas larvas evolucionan a la forma infestante y, entonces, se depositan en el ojo de otro hospedador. Afecta principalmente a perros, pero también a gatos, animales silvestres como lobos y zorros e, incluso, en el ser humano.

Los síntomas se inician a los 7-15 días y son consecuencia del movimiento de los gusanos en la superficie del ojo. Entre otros, provoca conjuntivitis, epífora, leve blefarospasmo, secreción serosa (que puede evolucionar a seromucosa y mucopurulenta por infecciones bacterianas secundarias), aumento significativo de los folículos linfoides conjuntivales, picor y blefaritis.

Excepcionalmente se encontró un parásito intraocular. Los gusanos se pueden ver a simple vista como hilos blancos de entre 7 y 17 mm en la conjuntiva o saco conjuntival del ojo, aunque en muchas ocasiones su presencia puede pasar inadvertida dado que se esconden debajo del tercer párpado. A los dueños lo que más nos va a llamar la atención es la excesiva secreción ocular y el continuo frote de los ojos con las patas por el picor.

Tratamiento

Una vez diagnosticado un caso de thelaziosis, el tratamiento inicial consiste en retirar el máximo número de vermes mediante lavados con suero salino y bastoncillos. Se recomienda hacer una citología para el control de infecciones secundarias. Como tratamiento definitivo se puede usar moxidectina tópica o sistémica (esta última vía confiere cinco meses de protección contra la thelaziosis), milbemicina (se debe mantener la administración mensual como profilaxis) o ivermectina.

Si tenéis curiosidad, en nuestro Facebook (Clínica Veterinaria Prado de Boadilla) podéis encontrar un espectacular vídeo donde se ve a estos parásitos en acción, moviéndose sobre la córnea de un paciente. También podréis encontrar mucho más material interesante sobre animales y nuestra actividad.