Volvo V60 Cross Country: en carretera y campo

Esta flamante versión del familiar sueco está a la venta desde algo más de 50.000 euros con motor diésel de 190 CV. Y en breve lo habrá de gasolina con 250 CV.

Volvo V60 Cross Country, en carretera y campo
Cuenta con un modo de conducción off road que optimiza el agarre en terreno.
Volvo V60 Cross Country, en carretera y campo
Es más alto que el V60, de modo que la visibilidad en tráfico mejora levemente.
Volvo V60 Cross Country, en carretera y campo
Con equipo multimedia con conectividad Apple CarPlay y Android Auto.

 

Los Volvo Cross Country gozan de predicamento entre los usuarios que buscan familiares con buen comportamiento rutero y capacidad campo a través. El último de la saga, el V60 Cross Country (4,79 metros de largo), se basa en el moderno familiar V60.

Cambios en el chasis

El coche está desarrollado sobre la plataforma SPA utilizada por los también Volvo XC60, S90, V90 y XC90. Presenta modificaciones en el chasis y la carrocería para circular con garantías lejos del asfalto, incluso en aventuras de cierta talla.

Para empezar, la suspensión sube la distancia libre hasta el suelo 75 milímetros, sensiblemente más de lo que parece. Lleva parachoques y protecciones exteriores específicos, y su sistema de tracción total, de serie, aporta funciones específicas para avanzar en terrenos más o menos abruptos.

De acuerdo, no es un SUV o un todocamino al uso, tal y como la mayoría lo entiende. Pero, como explicamos, es más alto que el V60 (1,50 por 1,43 metros de altura, que son 1,66 metros en el XC60) del que deriva, de modo que entrar y salir de él es más cómodo, y la visibilidad en tráfico mejora levemente.

Híbrido enchufable

Llega a los comercios esta misma primavera y se ofrecerá con dos propulsores siempre conectados a una caja de cambios automática: el de gasolina con turbo T5, de 250 CV; y el turbodiésel D4 (de 50.195 a 53.087 euros, este en terminación AWD Pro), que como el anterior es de cuatro cilindros y libera 190 CV.

La gama se enriquecerá con la llegada de un híbrido enchufable o PHEV y de una alternativa de hibridación ligera, de apoyo al motor térmico, que podría otorgarle la etiqueta ECO de la DGT.

Competidor de los Audi A4 allroad y Volkswagen Passat All­track, el V60 Cross Country disfruta de un equipamiento incluido en el precio con control de descenso, control de estabilidad y tracción en curva con ajustes específicos... No falta un modo de conducción off road que optimiza el agarre en terreno campero.

Aviso de tráfico cruzado 

También hay programador de velocidad activo, frenado automático de emergencia con detección de peatones, ciclistas y animales grandes, mitigación de daños a pasajeros en caso de salida de carretera (conocido como Run-off Road Mitigation) y asistente de mantenimiento de carril, que centra el vehículo entres las líneas del carril hasta una máxima de 130 km/h.

Volvo también permite adquirirlo con aviso de tráfico cruzado posterior, que emite una alerta si, al recular, otro automóvil se aproxima en sentido perpendicular.

Con un maletero básico de 529 litros (más que correcto para cinco ocupantes) y algunos detalles estéticos y decorativos interiores que lo singularizan sobre el V60, el V60 Cross Country también recibe equipo multimedia con conectividad Apple CarPlay y Android Auto.