¡Verdes como el primer día!

Llega el momento de irse de vacaciones y no hay nadie a la vista a quién encargar que riegue nuestras plantas. ¿Tragedia? En absoluto. Los centros de jardinería disponen de métodos sencillos y eficaces para conseguir que el agua llegue a nuestras macetas mientras no estamos en casa. Te los mostramos.

¡Verdes como el primer día!
Automatizar el riego en nuestro jardín es la mejor opción para mantener nuestras plantas mientras nos ausentamos.

1- Antes de salir de viaje, riégalas bien. Incluso puedes hacerlo por inmersión, aunque esto dependerá del tipo de plantas que sean porque algunas no soportan el exceso de humedad y se pudren.

2- Elimina las hojas y flores secas para reducir la absorción de agua. Aunque te de pena, también las hojas verdes grandes, ya que necesitan hidratarse más.

3- Colócalas en una habitación que tenga luz, pero no sol directo. De ese modo hará menos calor y demandarán menos agua.

Por último, instala el sistema de riego elegido.