Trucos para limpiar la tapicería del coche

La vida a bordo del coche provoca que la tapicería sea uno de los elementos más sensibles a manchas y deterioro, más aún viajando con niños y mascotas. Te damos algunas ideas prácticas para soluciones rápidas.

Trucos para limpiar la tapicería del coche
Las soluciones domésticas pueden funcionar si se actúa con rapidez.

Cualquier taller especializado suele obrar milagros cuando la cosa se pone fea en cuestión de manchas, incluso si el tapizado es de piel, pero hay soluciones más económicas de alcance doméstico. Si ves que no funcionan, acude a un profesional de inmediato.

De tela

No es igual lavar una tapicería de tela que una de cuero, más sensible a ciertos productos. Para limpiar las primeras, aspira la suciedad superficial y luego aplica jabón neutro con una esponja empapada. Hay espumas secas de efecto similar al quitamanchas: se aplican sobre la suciedad y se retiran tras unos minutos con un paño seco.

De cuero

En este caso es mejor hacerse con un cepillo suave a combinar con productos específicos. Por ejemplo, limpiar restos de algo dulce puede ser engorroso: son pegajosos y dejan marcas. No esperes para quitarlos y prueba a endurecer las manchas con hielo para luego raspar sin dañar el tejido.

Si la mancha es de grasa, usa jabón para lavar platos diluido en agua, frotando hasta que salga.

Manchas de café

El café es un peligro para la tapicería. Si lo derramas y lo ves a tiempo, pon un papel absorbente sobre la mancha, frota un hielo sobre él y luego vuelve a frotar con una esponja y agua caliente.

También el chocolate es difícil. Cepilla y aspira los restos más fáciles para que no se extiendan, aplica agua caliente para reblandecer la mancha y, finalmente, usa limpiacristales o quitamanchas, frotando hasta que salga.

Restos de maquillaje

Es habitual que muchas mujeres aprovechen semáforos y atascos para maquillarse o retocarse. Si manchas con estos productos el tapizado, usar desmaquillante no es la solución. Prueba mejor con un poco de detergente para prendas delicadas.

Pelos de perro

Para quitar los pelos de tu mascota frota las zonas afectadas con la parte rugosa de un estropajo o con un papel de lija; también vale presionar con un buen trozo de cinta adhesiva tipo precinto. Sacarlos del cuero es más fЗcil: pasa un rodillo para pelos o aspíralos.

Vómitos

En esto es clave actuar con rapidez para que el material de los asientos no se estropee con los ácidos corrosivos y el mal olor. Retira los restos con papel desechable y usa una mezcla de bicarbonato y agua para desinfectar. El vinagre es útil contra las manchas y hay productos específicos para limpiar tapicerías que funcionan bien.