¿Por qué mi perro bebe tanto?

Poliuria y polidipsia son dos términos que se refieren al incremento del volumen de orina (poliuria PU) y al aumento de la ingesta de agua por encima de los límites fisiológicos (polidipsia PD), respectivamente. Las causas son muchas y algunas esconden enfermedades graves.

¿Por qué mi perro bebe tanto?
Una ingesta excesiva de agua puede estar causada por diversas patologías, algunas graves.

Cualquier alteración que afecte al balance hídrico provocará un cuadro de PU/PD. Salvo alguna excepción, estos signos se presentan en conjunto, es decir, la poliuria primaria se acompaña de polidipsia secundaria (hacer mucho pis, implica tener que beber más líquido). En el caso de enfermedades que causen una polidipsia primaria (necesidad de beber más agua) mostrarán una poliuria secundaria compensadora para eliminar todo el líquido ingerido.

Primeros síntomas

Normalmente, los propietarios detectan la polidipsia porque el animal empieza a consumir grandes cantidades de agua: el bebedero siempre está vacío y bebe con ansiedad tanto agua como otros líquidos (hielo, nieve, orina…). La poliuria, por otro lado, se describe como problemas de incontinencia (hace pis dentro de casa, no aguanta toda la noche sin orinar, exceso de humedad en la caja de arena de los gatos...)

En cualquier caso, con estos síntomas, es importante acudir al veterinario para que examine a nuestro animal. Lo habitual será hacerle análisis de orina, determinar parámetros bioquímicos en sangre, solicitar pruebas hormonales, etc. que ayuden a determinar cuál es la causa y, de este modo, plantear el tratamiento adecuado.

Tanto la poliuria como la polidipsia pueden ser la señal de alarma de otros problemas más graves. Por eso, es importante tener ambos factores en cuenta y examinar el posible origen del trastorno.

Posibles patologías

◆ Diabetes: diabetesmellitus, diabetes insípida central, diabetes insípida nefrógena.
◆ Insuficiencia renal crónica y/o pielonefritis.
◆ Daño hepático.
◆ Síndrome de Cushing (hiperadrenocorticismo).
◆ Síndrome de Addison (hipoadrenocorticismo).
◆ Feocromocitoma.
◆ Hipertiroidismo.
◆ Polidipsia psicógena.
◆ Piómetra (infección grave del útero).

 

CV Prado de Boadilla