Navarra gastronómica

¿Quieres descubrir parte de los tesoros y secretos de la enología y gastronomía navarras? Te proponemos una ruta por esta comunidad donde historia, la cultura del vino, el arte y la arquitectura van de la mano.

 

Navarra gastronómica
Navarra, una tierra de vinos y buena gastronomía
Navarra gastronómica
Tudela, una ciudad que durante 400 años convivieron musulmanes, judíos y mozárabes
Navarra gastronómica
Espectacular Castillo Palacio en Olite de la época medieval

La experiencia que proponemos tiene como protagonistas la enología y gastronomía navarras, en las que descubriremos parte de sus tesoros y secretos. 

Esta comunidad cuenta con 15 certificaciones de calidad alimenticia, una gastronomía de muy alto nivel con matices e influencias de las cocinas vasca, riojana, aragonesa y francesa, y unos platos  llenos de notas de contraste que realzan aún más su valor.

Los vinos navarros son en general cortos en producción, pero con una personalidad y potencia muy singulares. Los rosados están entre los mejores del mundo; proceden de la variedad garnacha y están elaborados con la técnica del sangrado, que es la más natural y antigua. 

Aunque también de producción limitada, la Denominación de Origen Protegida Aceite de Navarra, abarca seis trujales y sus aceites de oliva virgen extra (AOVE´s) han recibido muchos galardones debido a la altísima calidad de sus productos y elaboración exclusiva.

Señorío de Otazu

A poca distancia de Pamplona se encuentra el Señorío de Otazu, donde se unen historia, bodega, arte y arquitectura. Un lugar histórico donde la piedra y el paisaje conviven en perfecta armonía. Aquí viviremos la experiencia de ser enólogo, en la que elaboraremos nuestro propio vino y lo presentaremos a un particular y ameno concurso de cata ciega en la que un jurado elegirá la mejor propuesta.  

Olite

La ruta nos lleva a Olite, un conjunto histórico artístico en el que se puede revivir la presencia romana y goda en su cerco amurallado y el espectacular Castillo Palacio, uno de los más lujosos de Europa en época medieval. El Museo de Vino Navarro dará paso a la visita de una bodega familiar. Abrirá su casa para nosotros y despertará nuestros sentidos para descubrir los secretos de la realización de catas.

Gran parte de la cultura gastronómica de la zona se hace en sociedades privadas, conocidas como txokos. A partir de la mitad del siglo XIX, en Euskadi y Navarra era costumbre la reunión de trabajadores en sidrerías y tabernas. Los locales empezaron a crecer en número y, con ello, vino la regulación en usos y horarios.

Como respuesta popular a la limitación de horarios y a la subida de precios progresiva de la oferta de estos establecimientos, nacieron las sociedades gastronómicas. Aunque su acceso es exclusivo para socios, uno no puede perderse participar de una velada en uno de ellos.

Tudela

Tudela inicia nuestro recorrido. Una de las ciudades de origen islámico más importantes de España y de toda Europa donde, durante más de 400 años, convivieron musulmanes, judíos y mozárabes, quienes imprimieron un mestizaje cultural reflejado en sus monumentales edificios. La Torre Monreal, la Plaza de los Fueros, el Palacio del Almirante, Plaza Vieja y el Palacio Marqués de  San Adrián serán visitas destacadas.

La exaltación de las verduras es una de las experiencias gastronómicas que saborearemos en una hacienda-almazara para degustar productos seleccionados de la huerta armonizados con aceites de oliva virgen extra de esta denominación de origen.