La triple vía para el desarrollo personal

Existen muchas vías para el desarrollo personal, cada una con su base teórica y aplicaciones. Abarcar todas ellas es tarea imposible, así que nos centraremos en las tres que consideramos pilares del autoconocimiento y la superación personal.

La triple vía para el desarrollo personal
Mindfulness, Coaching o Psicoterapia tienen su base en la psicología, ya sea la occidental o la oriental.

Mindfulness o atención plena

Consiste en ampliar nuestra consciencia y atención voluntaria sobre nosotros mismos, los demás y las situaciones de nuestra vida diaria, manteniendo ciertas actitudes y suspendiendo juicios reactivos. Nos vamos haciendo más conscientes de nuestras sensaciones, emociones y pensamientos, de nuestras conductas y hábitos recurrentes. Dejamos atrás el piloto automático y aprendemos a gestionarnos con mayor eficacia. Es un verdadero antídoto contra el estrés y la ansiedad.

En los cursos de reducción del estrés basados en la atención plena (MBSR) y en las clases semanales se abordan los aspectos fundamentales de la teoría y la práctica: las bases del mindfulness y el triángulo de la atención, la reacción al estrés, las estrategias de afrontamiento, la gestión del tiempo, la comunicación consciente, los hábitos saludables, la visión de vida, etc.

Procesos de Coaching

Se basan en “acompañar” a una persona desde “donde está” hasta “dónde quiere ir”. Son procesos cortos y están indicados para aquellas personas que busquen mejorar su consciencia personal y desarrollar su potencial en alguna faceta de su vida, alcanzar ciertas metas o tomar decisiones para producir cambios significativos en sus vidas.

Para ello, lo primero es qué esa persona sepa lo que le falta para conseguir aquello que dice querer. Desaprender para volver a aprender. A veces el problema es la solución que intentamos una y otra vez.

Psicoterapia

Esta es recomendable para aquellas personas que necesitan de una atención psicológica más profunda debido a las características de sus problemas y circunstancias personales, y sobre todo cuando existe un nivel de sufrimiento o preocupación más elevado. A lo largo de las sesiones, la persona se empieza a conocer mejor así misma, se va reduciendo la angustia y puede poner en práctica otra manera de afrontar sus problemas hasta superarlos.

Estas tres vías tienen su base en la psicología, ya sea la occidental o la oriental, y forman un cuerpo de conocimiento teórico-práctico de altísimo valor para el desarrollo humano.

 

Más información
Humano Development