Flores para decorar la casa en Navidad

A punto de llegar la Navidad, es hora de prepararnos para tener la casa más bonita que nunca. Y para ello, vamos a recurrir a la flor cortada. Es la mejor fecha del año para tener flores frescas en casa —por la variedad existente en las floristerías— y cuando más las vamos a disfrutar y a compartir con amigos y familia.

 
Comenzaremos por la decoración de la mesa de Navidad para nuestros invitados. El principal problema aquí es el espacio. En la mesa suele haber ya de por sí demasiadas cosas (cubiertos, vajilla, vasos y copas...) y la decoración de flores nos molesta, por lo que terminamos retirándola. ¿Cómo solucionarlo?

 

Una posibilidad es poner las flores en alto. Por ejemplo, coger dos jarrones estrechos y altos, y ponerles en la boca un par de gerberas con unas varas de Salix Gato. Con esto conseguimos una decoración bastante efectista: ocupa un mínimo espacio y la flor se ve mucho desde cualquier lugar de la mesa. Si los jarrones fueren transparentes, podemos teñir el agua o cubrir los tallos de las flores con tela o cualquier otro material orgánico.


La mesa baja del salón es otro buen sitio para colocar flores frescas. Ahí recomendamos realizar un arreglo en bajo; y, en una mesa supletoria o un aparador, poner un jarrón en alto. De esta forma jugamos con las alturas y no nos queda una decoración estática y plana.

 
En la mesa baja, en un plato de cristal con cierta profundidad, podemos poner un poco de grava decorativa con unas velas aromáticas y un par de rosas frescas metidas en tubos para que tomen agua. Un arreglo que admite muchos cambios sin que nos cueste mucho dinero: podemos sustituir las rosas, cuando se nos mueran, por otra flor cortada, o manzanas decorativas, piñas…


En cuanto al jarrón alto, nos bastará con ponerle un mazo de Cornus, que aguantará toda la Navidad. Entre medias, podemos introducir Amarillis o Anthurium, un tipo de flor muy impactante. Con una o dos unidades será suficiente.

 
En cuanto al colorido, es importante que todos los arreglos vayan coordinados: mismo estilo y color. Colores más tradicionales, como los granates combinados con verdes o con dorados, siempre resultan elegantes y se adaptan a cualquier ambiente. Color alternativo, más luminoso: el blanco hielo y los escarchados, también muy fáciles de combinar. Últimas tendencias: blanco y negro, una combinación sobria, elegante, moderna.


Por último, desearles una Feliz Navidad y que disfruten de estos días con los suyos.