¿Es viable el autoconsumo eléctrico?

Hasta no hace mucho tiempo se tenía la creencia de que la instalación de placas solares para la producción eléctrica para autoconsumo estaba fiscalmente muy penalizada, cuando lo cierto es que no era así, sobre todo por debajo de una potencia pico de 10 kW.

¿Es viable el autoconsumo eléctrico?
Según datos oficiales, Madrid dispone de unas 1.500 horas de sol de máxima potencia al año.

Afortunadamente las cosas han ido mejorando hasta el punto de que la Comunidad de Madrid tiene aprobado en presupuesto, a través de la Fundación de la Energía, im­plantar este mismo año unos incentivos destinados a la producción de energía eléctrica para autoconsumo, especialmente en viviendas unifamiliares, de 170.000 euros, pudiendo llegar la aportación hasta el 37% de la inversión en la instalación.

Esta gran noticia facilita ahorros en la factura eléctrica, sobre todo si el sistema de calefacción es por bomba de ca­lor (aerotermia).

Según datos oficiales, Madrid dispone de unas 1.500 horas de sol de máxima potencia al año, lo que podría suponer un ahorro de más de 4.000 kW/h de energía, cuyo coste ronda los 700 euros con una instalación de tan solo ocho paneles solares para lograr una potencia pico de 2,5 kW.

Solo se puede producir para el consumo propio, por lo que de generar más de la utilizada, o se deriva a tierra o se regala a la compañía eléctrica. No está permitida la instalación de baterías para almacenamiento.

De ahí la necesidad de contar con un buen asesoramiento técnico para ajustar esa producción a las necesidades reales y ajustar la inversión a un periodo atractivo de amortización.

El incentivo se recibe en cuenta tras la legalización de la instalación, sumamente sencilla y realizada por la empresa instaladora. Los equipos fotovoltaicos no requieren ningún tipo de mantenimiento, su vida útil es de al menos 20 años.