Cómo retomar la carrera profesional

Julia renunció a su trabajo hace unos años. Fue una decisión meditada y que asumió con todas sus ventajas y desventajas. Ha pasado el tiempo y la situación principal que motivó aquella decisión ha cambiado y está lista para retomar su carrera profesional.

Cómo retomar la carrera profesional
¿Cómo salvar la distancia que nos separa de la posibilidad de retomar nuestra carrera profesional?

Más que estar lista, le apetece mucho. Y sin embargo, esta ilusión se ve empañada por multitud de dudas y preguntas que le hacen cuestionarse que pueda regresar: “mi sector ha cambiado tanto…”, “con mi edad ya es casi imposible reincorporarse...”, “solo podré acceder a un trabajo por debajo de mi formación y expe­riencia…”

La historia de Julia es la histria de casi el 30% de las madres y de menos del 5% de los padres, que en los últimos años decidieron quedarse en casa para cuidar a sus hijos. Al regresar se encuentran con obstáculos objetivos como la edad y el desfase en conocimientos y/o habilidades, y con obstáculos subjetivos como los miedos y las dudas.

¿Cómo salvar la distancia que nos separa de la posibilidad de retomar nuestra carrera profesional?:

En primer lugar, hay que frenar la compulsión de enviar masiva e indiscriminadamente el currículum contestando a las ofertas de las plataformas de trabajo. Esto solo puede potenciar el sentimiento de fracaso por la ausencia de respuesta, ya que sin una estrategia clara, el currículum puede ser rechazado automáticamente.

Destina un precioso tiempo inicial a definir un plan de regreso: recuerda qué otros motivos se sumaron a la decisión de salir y si siguen siendo relevantes; haz un listado de las habilidades que tenías antes y las que has adquirido a lo largo de estos años; lista tus intereses actuales, tanto de tipo de trabajo como sectoriales; identifica tus ventajas competitivas, por ejemplo, ahora tú no tienes limitaciones de conciliación. Actualiza los conocimientos y habilidades que sean imprescindibles para reincorporarte al puesto y sector deseado.

Actualiza tus redes de contacto y no sólo de manera virtual a través del LinkedIn. Hay que retomar contacto real. Estas conversaciones permitirán abrir la mente a opciones de desarrollo laboral con las que no contabas al principio, incluso al emprendimiento.

Reelabora narrativa y creativamente “los años de ausencia”. En clave profesional y sobre todo de orgullo personal. Prepara las res-puestas a las preguntas difíciles.

Sin duda, la distancia de regreso está ahí. Pero, ¿en cuánto se reduce dicha distancia si me organizo y elimino los centímetros —o incluso los metros— que ocupan los miedos?