Cómo ponerse en forma antes del verano

Con la llegada de la primavera y las vacaciones de Semana Santa, la ropa se hace cada vez más escasa. Pronto será la hora de la playa o la piscina y, para muchos también, la hora de empezar a ponerse en forma.  Es el momento en el que nos mostramos más predispuestos a realizar alguna dieta, mejorar nuestros hábitos alimenticios o a cuidarnos un poco más de lo que lo solemos hacer habitualmente haciendo ejercicio. Aquí ofrecemos algunas claves para hacerlo sanamente:


- Comer verdura en abundancia, mejor cruda. Engordan poco y nada, por eso, se pueden incorporar en la cantidad que se quiera a cualquier dieta. Siempre son preferibles el tomate, la cebolla, los espárragos, las calabazas, la lechuga y, en general, los vegetales verdes.


- Tomar mucha agua. Es una manera de purificar nuestro organismo y por la que eliminaremos productos de desecho y residuos de sal estancados en el cuerpo. Los expertos recomienda beber al menos dos litros de agua al día.

- Ejercicio. Al menos 20 minutos al día. Abdominales, cintura, piernas, brazos y algo de rélax, ayudan a perseverar la vitalidad durante el día.


- No a las bebidas alcohólicas. Además de fijar las grasas, tienen muchísimas calorías.