Los otros vecinos: las empresas

El Parque Empresarial Prado del Espino alberga a casi 150 empresas. Ahí tienen su sede las editoriales SM y Machado Libros, la firma de moda El Ganso, la productora audiovisual Infinia… además de decenas de pequeñas y medianas empresas de los sectores más diversos. Compañías que emplean a unas 2.500 personas. Ellos son también vecinos de Boadilla del Monte.

El parque empresarial Prado del Espino: las empresas, vecinos que también cuentan
En el parque empresarial de Boadilla del Monte se calcula que las 150 empresas ahí instaladas dan trabajo a unas 2.500 personas. Aparte quedan los más de 7.000 empleados de la Ciudad Financiera del banco Santander.
El parque empresarial Prado del Espino: las empresas, vecinos que también cuentan
En Prado del Espino conviven naves de gran tamaño con otras mas pequeñas.
El parque empresarial Prado del Espino: las empresas, vecinos que también cuentan
Ahí tienen su sede las editoriales SM y Machado Libros, la firma de moda El Ganso, la productora audiovisual Infinia…
El parque empresarial Prado del Espino: las empresas, vecinos que también cuentan
Históricamente ha sido un espacio empresarial más de servicios que de industrias, de ahí que se reinvindicara la denominación de parque empresarial en vez de la de polígono.

El Parque Empresarial Prado del Espino es quizá una de las zonas más desconocidas del municipio, pero sin duda un importante motor económico y de empleo. Ubicado junto a la Ciudad Financiera del Santander y en el límite del municipio con Alcorcón, acoge a cerca de 150 empresas que emplean a unas 2.500 personas. Un parque empresarial que vive al contrario que el resto de Boadilla: su actividad se concentra de lunes a viernes entre las ocho de la mañana y las seis de la tarde. Y sábados y domingo, permanece casi desierto.

Grandes compañías

Entre sus moradores, hay empresas grandes, como la editorial SM, que cuenta en Boadilla con una plantilla de 350 empleados. Aquí tiene su sede central la firma de moda El Ganso, que en 2015 mudó su sede corporativa a este parque empresarial, donde ya tenía sus oficinas. Y otras firmas que conviven con decenas de compañías de entre uno y cinco empleados, que ofrecen todo tipo de servicios en los sectores más diversos: automóvil, comerciales, textil, catering, audiovisuales, iluminación, alquiler de vehículos, talleres, concesionarios, ferretería, fontanería, artes gráficas, tecnología, maquinaria de jardín... Incluso existe un pequeño centro de empresas donde alquilan oficinas y despachos.

El parque empresarial acoge a decenas de pequeñas y medianas empresas de los sectores más diversos: automóvil, tecnología, audiovisual, artes gráficas, iluminación, transporte, ferretería, fontanería, catering…

El Ayuntamiento también tiene en el parque empresarial una presencia importante. El consistorio es, por un lado, propietario de distintas parcelas ahí. Además, en Prado del Espino está la nave de los servicios municipales de recogida de basuras (Urbaser), la sede de Cimur (unión temporal de empresas a cargo del mantenimiento de Boadilla del Monte: calles, mobiliario urbano, áreas infantiles de los parques…) y las recién estrenadas instalaciones del servicio de Parques y Jardines (UTE Zonas Verdes Boadilla). A todas ellas, en breve se sumará la nave del área de obras y operarios municipales de mantenimiento y labores varias, una instalación que sustituirá a la que existía en el paseo de Madrid, demolida hace unos meses con motivo de la rehabilitación de toda esa zona.

En el parque empresarial también han ido surgiendo durante estos últimos años compañías para dar servicio a cuantos trabajan ahí: restaurantes y cafeterías, un gimnasio, pistas de padel,  el hotel, talleres y concesionarios de coches… Entre sus clientes están también los más de 7.000 trabajadores de la Ciudad Financiera.

El sector audiovisual

Pero si hay un sector cada vez más presente en Prado del Espino, este es el audiovisual. Aunque su número ha ido fluctuando de acuerdo a la demanda, abundan las naves convertidas en platós para series, películas, programas de televisión o la grabación de anuncios. Incluso en las mejores épocas llegaron a ocupar calles prácticamente enteras. Aquí se grababa Águila Roja, Amar en tiempos revueltos, Tiempos de guerra… y tiene sus estudios Trece TV. También la productora Tobbogan ha construido, junto al hotel, el plató más grande de España.

De polígono a parque empresarial

El presidente de la Asociación de Empresas Prado del Espino (AEPE), Primitivo Segundo, nos cuenta cómo en sus inicios la zona fue pensada como una urbanización residencial, “allá en 1998. Y así se llamaba: urbanización Prado del Espino. Pero luego se cambió todo y se convirtió en polígono. Las primeras empresas llegamos hacia el año 2004”, recuerda.

En 2007 se inauguró la línea de metro Colonia Jardín-Puerta de Boadilla, con dos paradas en el parque (Prado del Espino y Cantabria) y otra más en el polígono vecino de Ventorro del Cano, perteneciente al término municipal de Alcorcón.

La Asociación de Empresas de Parque Empresarial nació para defender los intereses comunes de las empresas ahí establecidas, así como reivindicar mejores servicios, seguridad, accesos...

A través de la AEPE, asociación que cuenta con 40 empresas adheridas a la misma, tratan de defender los intereses comunes y reivindicar mejores servicios, seguridad, accesos...
Nunca les gustó que se les considerara polígono, “una definición que quizá no corresponde exactamente con el tipo de empresa que hay aquí; Prado del Espino es una zona más de servicios que industrial”, asegura el presidente de la asociación de empresarios. Así, en 2012 consiguieron la denominación de parque empresarial.

Mejoras y servicios

En 2012 se colocó el monolito  nuevo con el nuevo logo del Parque Empresarial Prado del Espino, se cambió la señalética (sobre todo los carteles entonces existentes en la M-501) y se mejoraron los accesos al mismo, reivindicaciones históricas de los empresarios.

También estos años ha mejorado notablemente la seguridad: el parque empresarial cuenta en todos sus accesos, como el resto de Boadilla del Monte, con cámaras de control y lectura de matrículas. Y ha aumentado la presencia policial en la zona, sobre todo en las horas en las que está vacío: por la noche y los fines de semana.

Han mejorado también los servicios de telecomunicaciones (“Telefónica nos incluyó en el plan de fibra óptica, en el que no estábamos”, añade el presidente de la AEPE), el ayuntamiento ha habilitado nuevas zonas de aparcamientos y reordenado el mismo en algunas calles, como la del gimnasio, donde se han multiplicado las plazas disponibles al distribuirlo en batería. Aún así, el aparcamiento es uno de los grandes problemas de la zona.

El callejero

También es un problema para proveedores, clientes, empresas de mensajería o los propios carteros el confuso nombre de las calles y numeración de las naves. Hay empresas que utilizan la numeración antigua de las parcelas; otras la nueva... Desde la asociación quieren que todo esto se aclare y que el Ayuntamiento “coloque en los accesos al parque un plano con la ubicación de todas las empresas”. También que el parque venga indicado en las señales de la M-50.

La asociación de empresas

La Asociación de Empresas de Prado del Espino nació en 2011 con el fin de recoger y trasladar conjuntamente las reinvindicaciones de los empresarios allí instalados a las autoridades competentes. Actualmente tiene 40 asociados, pero la idea es que más se sumen a este proyecto.

Su web es www.empresaspradodelespino.es