Reportaje

El maestro ‘Peridis’ visita el palacio

En el mes de septiembre, el palacio del infante don Luis recibió la visita de José María Pérez ‘Peridis’. El arquitecto cántabro, además de ser conocido por su faceta como humorista, dibujante y escritor, es una persona reconocida en el ámbito del patrimonio histórico como uno de los artífices de las nuevas políticas de recuperación y gestión del patrimonio en el último cuarto del siglo XX.

 

Como humorista y dibujante, Peridis desarrolló su labor en las tiras de periódicos y revistas como Cuadernos para el Diálogo, Informaciones y El País. En este último lleva 35 años publicando una tira cómica diaria.

Su importante labor en el ámbito del patrimonio se divide en tres apartados relacionados entre sí: el trabajo como arquitecto restaurador, la creación de los programas de escuelas taller y casas de oficios en España, y la puesta en valor de la arquitectura románica.

Restauración

Como arquitecto se ha ocupado de la restauración y recuperación de numerosos e insignes monumentos, entre los que destacamos el Monasterio de San Benito (Valladolid), el parque del Capricho (Madrid), Corral de Comedias (Alcalá de Henares), Convento de Santa Clara (Hellín), el Teatro Principal de Burgos, la Biblioteca Regional de Castilla-La Mancha en el Alcázar de Toledo y, sobre todo, el Monasterio de Santa María La Real en Aguilar de Campoo (Palencia).

Este último monumento palentino será desde los años ochenta del pasado siglo el laboratorio en el que ha desarrollado interesantes y novedosas iniciativas para la recuperación, difusión y gestión de este monasterio, que han sido extrapoladas a numerosos monumentos de nuestro país.

Escuelas taller

En 1985, Peridis consiguió gestar el primer programa de Escuelas Taller en España gracias a la financiación del Instituto Nacional de Empleo y el Fondo Social Europeo. Estas escuelas taller se realizaban durante cuatro o más años en monumentos, yacimientos arqueológicos y otro tipo de inmuebles de interés patrimonial, donde alumnos de entre 16 y 25 años se formaban como profesionales y artesanos tanto en el campo teórico como en el práctico, de aquellas disciplinas vinculadas con la restauración del patrimonio edificado como la cantería, albañilería, jardinería, carpintería, etc.

Peridis consiguió gestar el primer programa de Escuelas Taller en España

De esta manera el interés era triple: por un lado, los alumnos adquirían una educación académica elemental. Por otro, conseguían una formación profesional especializada en la restauración de edificios históricos que les abriese nuevas expectativas laborales. Y, a su vez, se recuperaba un bien de interés cultural.

El monasterio palentino fue el primer lugar donde se llevó a cabo este interesante trabajo cuyo modelo no solo tuvo una gran repercusión nacional restaurándose innumerables edificios históricos, sino que se exportó a Latinoamérica y África.

Románico

Por último, entre los logros de Peridis citaremos la creación de la Fundación Santa María La Real del Patrimonio Histórico, con quienes he tenido la fortuna de colaborar. En numerosas iniciativas ha destacado también por sus trabajos en la restauración y estudio del románico, que ha cristalizado en decenas de publicaciones entre las que sobresale la gran obra de compilación La Enciclopedia del Románico.

La visita

Cuando me anunciaron la visita de José María Pérez, Peridis, al palacio de Boadilla del Monte, no pude por menos que alegrarme de conocer a esta referencia no solo en el ámbito literario y humorístico, sino en el que me es propio: el del patrimonio histórico.

"Valoró enormemente el palacio del infante don Luis, que no dejó de sorprenderle"

Pasamos juntos una mañana entera mostrándole los interiores del palacio, jardines y huertas, que no conocía, disfrutando de su docta presencia y charlando de viejos amigos comunes.

A pesar de su especialización en el ámbito del románico, valoró enormemente el palacio del infante don Luis, que no dejó de sorprenderle, especialmente el esfuerzo, el trabajo y las iniciativas que se estaban realizando por parte del Ayuntamiento de Boadilla. Incluso dejamos para un futuro otro reportaje de las huertas. Lo cierto es que fue un revulsivo y un acicate para nuestro trabajo futuro. La presencia y opinión de un maestro como Peridis nos alienta a continuar en la recuperación de nuestro legado patrimonial con más fuerza. Gracias José María.