Porque la tecnología... importa

La aparición de nuevas tecnologías y la demanda de competencias digitales por parte de empresas y usuarios están favoreciendo la aparición de cursos especializados de corta duración. Los hay desde para aprender a crear páginas web, manejar las redes sociales o posicionamiento web.

Porque la tecnología importa
Esther Gómez (dcha), fundadora de Código K, y Vanessa Cueva (izda), responsable de marketing y comunicación de la compañía.

Quiere crear su propia página web o blog, pero no sabe cómo hacerlo; o ha de contratar los servicios de una empresa para que se la haga, pero no sabe qué ha de valorar. O necesita manejar las redes sociales para mover en ellas su establecimiento. O crear su propia tienda virtual, pero tampoco tiene muy claro qué opciones tiene. Son algunas de las competencias digitales más necesarias si se quiere sobrevivir en un mundo en el que la tecnología tiene un gran peso en el día a día.

Código-K es una pyme local experta en formación en nuevas tecnologías. Su oferta abarca tanto cursos para los que se inician o quieren mejorar sus competencias digitales, como para los que buscan especializarse y abrirse camino en un mercado laboral con gran demanda de profesionales para desarrollar páginas web, aplicaciones, posicionamiento en internet…

“El futuro es digital”. Nos lo cuenta Esther Gómez, fundadora de Código-K y del espacio de coworking Kibukita. Esta ingeniero de Telecomunicaciones lleva toda una vida trabajando como programadora y desarrolladora de software.

Ha sido profesora de la U-TAD. Consciente de la falta de cursos especializados en las nuevas tecnologías y las demandas de las empresas, en mayo de 2017 abril en Boadilla del Monte, en un local al final de la avenida de Isabel de Farnesio, un espacio de coworking y el centro de formación Código-K.

Las competencias digitales son necesarias si se quiere sobrevivir en un mundo en el que la tecnología tiene un gran peso en el día a día

Cursos

En sus inicios comenzaron ofreciendo un programa para formar desarrolladores de páginas web y aplicaciones. Y aunque lo siguen impartiendo, su oferta se ha dirigido a un nicho de mercado con cursos más genéricos de competencias digitales, enfocados tanto a las empresas de la zona como a los particulares.

De hecho, la compañía se ha adherido recientemente a la Fundación Tripartita para la Formación y el Empleo con el objetivo de ofrecer cursos bonificados en estas materias a las empresas.

 

Web, redes sociales...

“Empezamos ofreciendo cursos de Wordpress, porque esta es una competencia digital más”, nos cuenta Esther. El curso de iniciación a este gestor de contenidos, uno de los más utilizados para montar blogs y páginas web, “está pensado para personas o emprendedores que quieren saber cómo Wordpress puede serles útil para montar su blog personal o página web”, explica.

El mercado también demanda cursos de posicionamiento SEO, redes sociales, Google Analytics, ofimática avanzada, competencias digitales básicas –“enseñamos a los participantes el funcionamiento del sistema operativo del ordenador, a liberar memoria del equipo, instalar programas…”, añade– o a hacer presentaciones eficaces.

Sentar las bases

“Suelen ser cursos de 20-25 horas, que normalmente impartimos en clases diarias de 3-4 horas, que es como creemos más se aprovecha”, nos cuenta Esther Gómez. Las clases son en sus instalaciones o bien, en el caso de los cursos contratados por empresas para sus empleados, en las de la propia empresa.

Después de sentar las bases, cabe la opción de profundizar en la materia con cursos cada vez más avanzados 

“En los cursos de iniciación a todas estas competencias digitales, se trata de que el participante se lleve unos conceptos generales que le van a permitir saber un poco de qué estamos hablando y ver el camino a seguir. Y en el caso de una empresa, por ejemplo, saber muchas veces lo que estas comprando y para qué, caso por ejemplo de una página web o si contratas la gestión de las redes sociales a un community manager”, aclara.

Sentadas las bases, luego cabe la opción de profundizar en la materia con cursos más avanzados, “sobre todo si quieres hacer de alguna de estas competencias adquiridas una profesión”, dice la responsable de Código K.