Una joven sobresaliente

Con apenas 22 años, Ana Lombao ha empleado tan sólo cuatro años para graduarse en Ingeniería Química en la Universidad Rey Juan Carlos como número uno de su promoción. Todo ello no impide que aborde un futuro laboral incierto. Mientras llega el trabajo soñado, de momento ya se ha apuntado a hacer un máster.

Ana Lombao recoge la mención especial al mejor expediente de su promoción.
Ana Lombao recoge la mención especial al mejor expediente de su promoción.

Esta joven vecina de Boadilla es una persona alegre y con ilusión por lo que le depara el futuro. Ana Lombao siempre ha tenido muy claro lo que quiere y nos confiesa que nunca ha dejado de lado su vida social para estudiar. Le gusta salir, hacer deporte y escribir en su blog de comida sana. Dice que la clave de éxito está en organizarse y aprovechar bien el tiempo.

 

Ahora que ya has terminado la carrera, ¿cómo es tu día a día? Pues ahora me dedico a dar clases particulares a niños de física, química y matemáticas. Por las tardes estoy estudiando alemán e inglés para examinarme del Advance (título oficial de inglés de Cambrigde University nivel alto). Luego el año que viene quiero hacer un master en energías renovables. Actualmente estoy en el proceso de selección de un master para cursar en el extranjero de la petrolera CEPSA. Me han hecho varias entrevistas on-line en inglés. Si paso esta primera fase, accedería a las entrevistas en persona. La verdad que es algo que me apetece mucho porque es un master que es de lo mío y en el que te pagan lo suficiente como para poder vivir en el extranjero y una vez terminado tienes un trabajo asegurado en la empresa.

 

¿Has hecho prácticas en alguna empresa? Hice tres meses de prácticas durante la carrera, en el verano de tercero a cuarto, en una empresa llamada Invensis. He estado buscando para hacer ahora una vez terminada la carrera, pero en todos los sitios te piden como requisito que seas estudiante, o si no, que tengas experiencia laboral.

 

¿Qué ha supuesto para ti ser la primera de tu promoción? ¿Facilita eso las cosas a la hora de conseguir un trabajo? La verdad es que me sorprendió mucho cuando me lo dijeron. Fue una gran satisfacción personal y un orgullo muy grande para mi familia. Es algo muy importante para mi curriculum y que disfrutaré contándoselo a mis hijo en un futuro. Espero que les motive.

 

Pero la verdad es que no me ha servido de mucho porque las empresas a las que me he dirigido no han tenido muy en cuenta este factor. La única salida que veo por el momento es hacer un máster e ir haciendo prácticas a la vez para coger experiencia y engordar el curriculum.

 

¿Crees que con esta carrera, y más aun sabiendo lo cualificada que estás, tendrías más oportunidades laborales en el extranjero que aquí? Aquí está muy mal la cosa, pero para cualquier trabajo, no solo el mío, aunque pienso que una ingeniería tiene incluso más dificultades. Estoy estudiando alemán porque en Alemania necesitan muchos ingenieros, y lo mismo pasa en EE UU. Además hay que tener en cuenta que el sueldo es mucho mejor. Aquí, si llegas a encontrar un trabajo, no te van a pagar más de 1.000 euros. Al final nos vamos todos.

 

Es algo muy común pensar que para ser la primera de la promoción significa renunciar a tener vida social, salir… Totalmente falso (se ríe). Es verdad que en temporada de exámenes te tienes que exigir y esforzar más. Yo, por ejemplo, me levantaba, estudiaba, comía y estudiaba. Pero llegaba el fin de semana y me organizaba para poder salir con mis amigas o con mi novio. Es verdad que no vas a salir de fiesta hasta las cinco de la mañana, pero salía, no me quedaba en casa toda la noche estudiando. Hay gente que si lo hace y necesita estar todo el tiempo estudiando, pero no es mi caso.

 

¿Cómo te organizas a la hora de estudiar? ¿Tienes algún método especial? Siempre he sido muy organizada. Ya en el colegio tenía muy claro lo que tenía que hacer y lo que no. Me anoto lo que voy a estudiar cada día, me hago una especie de horario o diario y lo sigo. También lo escribo todo, hago resúmenes de lo que tengo que estudiar porque es la única forma de que se me quede.

 

Pues nada más. Desearte mucha suerte y que te vaya muy bien.