Conoce a

Mateo Fares: educador de pájaros cantantes

Mateo Fares es campeón de España de cante de pájaros silvestres. Lleva treinta y cinco años trabajando como vigilante y conserje en Las Lomas, una urbanización que ha visto crecer, pero de Mateo destaca una faceta: la cría, educación y competición en concursos de cante de pájaros. Un campeonato de España y dos campeonatos de Madrid destacan entre sus victorias.

Mateo Fares nos muestra el pájaro con el que ganó este año el campeonato madrileño.
Mateo Fares nos muestra el pájaro con el que ganó este año el campeonato madrileño.

 

Empecemos por su trabajo, ¿cuántos años lleva en Las Lomas? Empecé a trabajar de guardia jurado en 1979. Después pase a conserje y ahora soy encargado. Llevo, como quien dice, media vida: ¡35 años, que se dice pronto! En todo este tiempo, he visto cómo ha cambiado todo aquello... De haber apenas 25 chalets, a la actualidad, que rondan los 700. Recuerdo que, por norma general, al principio la gente solo venía los fines de semana y vacaciones. Ahora, la gran mayoría vive aquí.

 

¿Cómo le vino la afición por los pájaros? Desde pequeño ya me gustaban mucho. Cogía jaulas y me iba de caza como podía sin saber mucho. Como antes no estaba prohibida su captura, los cogía con red, liga… todo lo que tuviera a mano. Así empecé la afición y empecé a competir.

 

¿Cuántos pájaros puede tener? Se pueden tener o anillar, que es como se llama, solo doce pájaros. Hay una excepción para los llamados pájaros mixtos, porque son criados en cautividad y de este tipo no hay límite. Yo actualmente estoy educando para el cante dos del año pasado y cuatro nuevos. De esos cuatros, tendré que valorar cuáles sirven para competir y cuáles no.

 

¿De qué forma se les educa para ello? Se mete a los pájaros en unos educadores individuales y se les pone una serie de cantes todo el día. Luego, si quiere, repite lo que escucha. El aprendizaje comienza desde muy pequeños. Están hasta los siete días con los padres, y a partir de ahí, les empezamos a dar de comer nosotros y comienza su educación. Se les separa de los padres tan rápido para que no cojan el canto que ya tienen los padres. Hay que educarles muy bien para que hagan la cantada delante del juez correctamente y se desvíen lo menos posible, porque si no, te penalizan. Cuando un pájaro se desvía mucho o hace algo mal durante el aprendizaje, lo mejor es separarlo de los demás para que no le copien. Cuando el pájaro mejor está es al año. Es entonces cuando se le presenta a la competición.

 

¿Con qué tipo de aves se compite? Compito con aves fringílidas en la categoría de silvestrismo: jilgueros, pardillos, verderones y sus respectivos mixtos.

 

¿Y cuántos años lleva haciéndolo? Aproximadamente desde el 94. Años más tarde fundamos en Boadilla una sociedad de cría y enseñanza de aves. Actualmente somos unos 70 socios. Organizamos primero una competición interna en la sociedad y los tres pájaros que ganan son los que presentamos al torneo de la Comunidad de Madrid. Y es a su vez de ahí de donde salen los tres primeros que irán al Campeonato de España. Es la mecánica.

 

Este año ha ganado el Campeonato de Madrid, pero no es primerizo en esto de los trofeos. Cuéntanos tus victorias. He quedado dos veces campeón de la Comunidad de Madrid, dos veces subcampeón y cuatro veces tercero. También he ido siete veces al Campeonato de España, de las cuales solo gane la primera vez que fui, en el año 2003. Este año, lamentablemente, me quede a las puertas de ganar el Campeonato de España. Tenía muchas esperanzas con el pájaro que competía, pero no pudo ser. Pero bueno, yo seguiré intentándolo mientras pueda.