Fernando Saiz: "Mi objetivo: divertirme y progresar"

A sus 17 años, Fernando Saiz tiene más experiencia que muchos de nosotros en temas de conducción. Como piloto federado de karts, 2017 fue su primer año en competiciones de nivel y no se le ha dado nada mal.

Fernando Saiz, piloto de karts.
Fernando Saiz, a la derecha, reparando uno de los karts.

Este joven, estudiante de segundo de bachillerato en el Máximo Trueba, practica un deporte algo inusual. Es piloto de competición de karts, cochecillos que más de uno hemos probado, pero nunca se nos hubiera pasado por la mente que existieran competiciones. Este año se ha estrenado en pruebas oficiales con un excelente resultado: ha quedado subcampeón del Campeonato Madrileño.

¿Cómo empezaste en el mundo de los karts? Hace un par de años fui al Carlos Sainz Center con unos amigos para probarlo. Poco a poco fuimos yendo más veces y cada vez me gustaba más. Al final, mis padres compraron un kart. Entrenábamos en un circuito de la sierra. Así hasta que el año pasado entré en el equipo español EKR Kart Racing. Prácticamente se acaba de crear, pero apunta muy alto.

¿Cuál es la diferencia entre los karts de ocio y los de competición? La principal diferencia es cómo se comporta el kart y lo que corre. Los de ocio tienen una estructura muy segura, con la que es muy difícil volcar o recibir algún golpe, y son muy fáciles de conducir. Los de competición tienen un chasis muy fino que les hace más rápidos, pero también más difíciles de llevar. Pero la diferencia fundamental está en el motor: los de competición tienen el doble de potencia y son motores a dos tiempos, como los de moto.

Cuéntanos cómo son los entrenamientos. Vas al con todo el equipo y empiezas a dar vueltas. No tenemos un entrenador como tal. Desde fuera te miden los tiempos que realizas y te explican cómo hacer para bajarlos o los lugares con mayor dificultad. También tenemos un equipo de mecánicos que te ayudan a que el coche esté siempre al máximo nivel. Se entrena normalmente una vez por semana.

¿Resultados? Este año hemos competido en dos carreras del campeonato nacional y en cuatro del madrileño. El nacional es un poco más difícil; pero en el madrileño me ha ido muy bien. En la primera carrera del año quedé tercero. Y en las últimas, primero y segundo. Al final, acabé en el ránking madrileño segundo, a cinco puntos del primero.

¿Cómo te ves de cara a este nuevo año? En 2017 he mejorado y he aprendido mucho. Ahora iré a por todas en el campeonato madrileño e intentaré competir en el nacional. También me gustaría conseguir algún patrocinador. Así puedes entrar en más carreras sin que el apoyo económico sea únicamente de los padres.

¿Hay alguna retribución económica para los ganadores? Ninguna. Ni siquiera en los mundiales. Sí que vas con los gastos pagados, pero no ganas ningún premio en metálico por acabar el primero. En el campeonato madrileño se sortean coches, equipación, la cuota del año siguiente, etcétera.

¿Qué te gustaría conseguir en este deporte? Sobre todo seguir divirtiéndome e ir progresando poco a poco en los campeonatos. Fernando nos cuenta que este es un deporte poco conocido porque es un mundo muy cerrado. “Te encuentras casi a la misma gente en un nacional, en un regional o en un europeo”. Pero también tiene un lado bueno: todos ellos forman una gran familia. Y como familia, a pesar de la rivalidad en la competición, se ayudan siempre unos a otros.