David Knight profesor de inglés: Englishman en Boadilla

Nuestro protagonista, David, o Dave, como también le llaman, nació hace 37 años en Londres y, desde entonces, no puede decirse que haya perdido el tiempo.

David Knight en un momento de la entrevista. Imagen: Jorge Rosenvinge.
David Knight en un momento de la entrevista. Imagen: Jorge Rosenvinge.

Ha dirigido un discopub pero, sobre todo, estuvo en el Ejército Británico durante ocho años, combatiendo e intermediando en medio mundo, hasta en lugares críticos como Bosnia y Afganistán. De aquella etapa, este hombre menudo y de aspecto incluso aniñado pero curtido, que por cierto no habla nada de español, atesora dos medallas de la OTAN.

 

Hace tiempo que todo aquello ha pasado, y también que Dave atravesó su particular “travesía por el desierto” tras la repentina muerte de su padre y su abuela, poco antes de separarse. Es más, su madre padece cáncer en un estado avanzado, pero al contrario de lo que todo ello invita a pensar, esta no es una historia triste, sino un relato repleto del optimismo que desprende nuestro protagonista.

 

“Sumido en una profunda crisis tuve claro que había llegado el momento de cambiar mi vida por completo. Y pensé en España, que conocía de pasada trabajando para una pareja amiga justo de aquí, de Boadilla”, relata.

 

Por aquí recaló hace tres años, por unos días y, a punto de regresar a Londres, camino del aeropuerto, tomó la decisión de dar media vuelta y quedarse en nuestro pueblo “con solo 30 euros encima”.

 

Así que Dave incluso vivió en la calle unos días, aunque no tardó en conocer a gente de por aquí que rápidamente se interesó por él y que no dudó en echarle una mano. “Si hay algo que he descubierto aquí, por encima de todo, es la generosidad de la gente”. Y a fe que así es: acude a nuestra cita con mil papeles, entre ellos una larga lista de vecinos de Boadilla a los que le gustaría rendir un sentido homenaje a través de estas líneas. “Mi vida aquí me ha transformado y me ha hecho una persona completamente distinta”, concluye.

 

Superadas las dificultades iniciales, no tardó en advertir que podía ser profesor de inglés con en un país con tantas personas en paro y necesitados de reciclarse, sobre todo en cuanto a los idiomas se refiere.

 

“Un profesor –prosigue– tiene que ser entrenador, psicólogo, motivador e incluso un poco actor. Además de las titulaciones que poseo, me baso en la programación neurolingüística, enfatizando en la confianza del alumno, en hablar y escuchar, justo lo que más le cuesta al español para romper a hablar en este idioma”. Y parece que los hechos le dan la razón: a día de hoy es autónomo y suma 40 alumnos por semana, algunos famosos, en clases individuales (hasta a domicilio) o en desayunos y en grupos con un tope de cuatro personas. Da clase a domicilio, en Nolita Room, Mona Lisa y Delfi s, y prepara un campamento de verano en inglés para chavales de seis a 16 años en Segovia, con profesores nativos.

 

Además, de forma gratuita Dave facilita información a aquellos que quieran viajar a la capital británica, necesiten preparar un currículo vitae en inglés o una entrevista de trabajo en el idioma de Shakespeare, “porque no hay nada más bonito que ayudar a los demás, como me han ayudado a mí”.

 

¿Qué es lo que más le gusta de Boadilla? Sin duda, su gente. 

 

¿Y lo que menos? (Sonríe) Faltan chicas solteras…

 

Se puede contactar con David Knight a través del email nicedreamfactory@ gmail.com y por teléfono y Whatsapp 628 239 707.