Medio millón de euros para mejorar colegios

El Ayuntamiento de Boadilla invertirá 535.000 euros en obras de mejora en los centros educativos de la localidad durante este verano.

Medio millón de euros para mejorar colegios.
El Ayuntamiento acomete obras en los centros educativos aprovechando las vacaciones de verano.

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte va a acometer como cada año, aprovechando las vacaciones escolares de verano, obras de mantenimiento y mejora en distintos centros escolares públicos de la localidad, a las que se destina una inversión de 535.000 euros.

El alcalde, Javier Úbeda, ha visitado hoy el centro de educación infantil y primaria Federico García Lorca para comprobar los trabajos que se están llevando a cabo: de pintura en el comedor, muros del patio, rayas de las pistas deportivas y caminos, en las puertas exteriores y cerrajería deteriorada por el óxido; rebaje de aceras en la zona del arenero para facilitar el acceso con silla de ruedas a las pistas; arreglo de azulejos en los cuartos de baño y sustitución de las rejillas por unas de fundición en las zonas en las que quedó pendiente hacerlo el pasado año.

Se está actuando ya también en el colegio Ágora; y en los próximos días y durante el mes de agosto se irán acometiendo las obras en los centros Príncipe Don Felipe, José Bergamín y Teresa Berganza; y en las escuelas infantiles Achalay, Romanillos y Tákara.

Una de las actuaciones más singulares se realizará, a modo de prueba, en el Teresa Berganza; se va a ampliar a la zona de infantil y el comedor el sistema de bioclimatización que está implementado actualmente en algunas aulas de primaria, a través de la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA).

Este sistema consiste en recoger el aire del exterior y pasarlo por unos filtros que están constantemente empapados de agua, de modo que se genera una corriente de aire húmedo que absorbe el calor latente mediante un proceso de evaporación natural; esto hace que descienda la temperatura de forma constante y progresiva. De este modo se logra renovar, enfriar y climatizar al mismo tiempo, con un consumo insignificante: un 95% menos que el de los aires acondicionados comunes.