Guerra a la doble fila

El consistorio quiere acabar con los inconvenientes y problemas que causa la doble fila en algunas calles del municipio, como las avenidas del Infante Don Luis y de Siglo XXI. ¿Solución? Más presencia policial y multa para los infractores.

Vehículos estacionados en doble fila en la avenida del Infante Don Luis de Boadilla.
Vehículos estacionados en doble fila en la avenida del Infante Don Luis de Boadilla, hábito con el que se quiere acabar desde el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento de Boadilla parece que se ha tomado en serio acabar ya con los problemas que ocasiona la doble fila en algunas calles del municipio, como la avenidas del Infante Don Luis y Siglo XXI.

 

El asunto no es sólo una cuestión de educación vial, sino también un problema de seguridad. “Los coches en doble fila diminuyen la visibilidad en la calle a los viandantes y al resto de vehículos, molestan a los que están bien aparcados, que no pueden sacar su coche, y obstruyen entradas y salidas de garajes”, tal y como señala Belén Húmera, concejal del Obras, Transporte y Movilidad del Ayuntamiento de Boadilla del Monte.

 

Desde hace unos meses, la policía local tiene orden de ser inflexible con una situación que ha ido a más con el tiempo. Por lo que el número de multas (90 euros, aunque si se paga en 30 días hay un descuento del 30%) ha aumentado.

 

Los que se quejan de esta situación son los comerciantes, pues muchos clientes, si no pueden aparcar, no paran dicen. “Puede que no haya sitio en la puerta de allá donde vayamos, pero sí unos metros más alante”, puntualiza Belén Húmera.

 

Habilitación del aparcamiento en batería

 

Desde la concejalía que dirige, se trabaja en la implantación del aparcamiento en batería en las dos arterias más comerciales de Sector B. “Las obras comenzarán durante la próxima primavera-verano. Cuando terminen, se habrá duplicado el aparcamiento actualmente existente”, concluye la concejal.