El metro le roba viajeros al autobús

Las líneas de autobuses de Boadilla del Monte han perdido un 50% de sus viajeros a favor del metro ligero. La línea que conecta Boadilla con la estación de Colonia Jardín en Madrid, la usan cada día una media de 12.500 usuarios, según datos facilitados por el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid.

Uno de los trenes de la línea de Metro Ligero a Boadilla, a su paso por Prado del Espino.
Uno de los trenes de la línea de Metro Ligero a Boadilla, a su paso por Prado del Espino.

Desde que el tren ligero entró en funcionamiento, este no ha hecho más que robarle clientes al autobús. Así, la empresa que cubre el servicio de transporte por carretera entre nuestro municipio y Madrid ha visto caer el número de viajeros, especialmente en aquellas rutas en las que autobús y tren compiten directamente, como la 574, en un 50% aproximadamente.

 

12.500 viajeros al día


Según los datos facilitados desde la Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, la línea de tren ligero que une Puerta de Boadilla con Colonia Jardín es empleada diariamente por una media de 12.500 viajeros, frente a los 15.000 viajeros al día que tiene la línea de Pozuelo de Alarcón.

 

 

Cambia el plano de transportes

 

El pasado 28 de diciembre, el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid completaba la reestructuración de los medios de transporte de Boadilla del Monte que comunican el municipio internamente y con la capital. Una remodelación iniciada con la entrada en funcionamiento del metro el pasado mes de julio, y que ahora se completa.

 

Los cambios afectan principalmente a tres líneas: la 573 (Moncloa-Boadilla del Monte), que ya no irá a las urbanizaciones; y las dos líneas circulares, que desaparecen y son sustituidas por tres líneas urbanas.

 

Estas tres nuevas líneas (ver recorridos e itinerarios) unirán, a modo de lanzadera, el casco urbano de Boadilla y residencial Siglo XXI con Las Lomas, Olivar de Mirabal, Parque Boadilla, Valdepastores, Valdecabañas, Bonanza, Pino Centinela, Monte de las Encinas y Los Frenos.

 

Sus recorridos y frecuencias se han diseñado para que no haya que esperar en las paradas más de 20 minutos y en coordinación con los de las líneas interurbanas, para agilizar así los transbordos y disminuir el tiempo invertido en los desplazamientos a Madrid.

 

Con estas líneas, tal y como señalaba durante su inauguración el alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, “llegamos más y mejor a los vecinos de Boadilla, vertebrando y uniendo las distintas zonas, algo muy importante para nosotros”.

 

Seis nuevos vehículos


Para dar servicio a los nuevos trazados se han adquirido seis nuevos autobuses de 12 metros, adaptados para personas con movilidad reducida. En total, la empresa encargada de prestar el servicio ha realizado una inversión de 1,1 millones de euros.

 

El Consorcio de Transportes ha editado un nuevo plano de todos los transportes de Boadilla, disponible en el Ayuntamiento. También puedes consultar toda la información, en nuestra página web.