Ana Martínez: “Escribía según mi estado de ánimo”

Con solo 17 años, Ana habla con el poso de una persona reflexiva, experimentada y acostumbrada a plasmar sus pensamientos en palabras. La prueba de todo ello es su novela ‘Maldita Adolescencia’, de la que estuvo firmando ejemplares en la última Feria del Libro celebrada en Boadilla.

¿Cuál es el argumento de la novela?

Trata sobre la superación personal, cargada de distintos problemas que puedes encontrarte durante la adolescencia. Es una historia distinta que te hace reflexionar sobre el sentido de la vida, la muerte, el amor, la felicidad, la diferencia entre el bien y el mal…

Luce y Diego tienen vidas paralelas que se unen en el peor momento de cada uno. Quién diría que la muerte une a las personas en vez de separarlas… A veces se nos olvida lo que es estar triste, lo que es tener algún tipo de trastorno o simplemente tener malos pensamientos rondándote por la cabeza constantemente.

Nuestra protagonista, Luce, nos lo recuerda y nos ayuda a hacer de estos sentimientos algo más grande. Pero lo más importante es que no se te puede olvidar que a veces el cuerpo está triste y necesita que le den un abrazo y le digan que todo va a salir bien, que la muerte tan solo es una palabra más en el diccionario que en nuestros oídos suena como algo malo, un tema tabú temido por todos. Por lo que el secreto de Luce es pensar como Aristóteles, “la felicidad es la finalidad del hombre”, por muchos obstáculos que tengas por medio.

"Esta novela hace reflexionar sobre el sentido de la vida"

¿Cómo te surgió la idea?

Digamos que yo pasé por una mala etapa en la adolescencia en la que tuve distintos problemas relacionados con la protagonista. Simplemente los exageré bastante para poder crear una historia, pero he de confesar que, si me conocéis bien, sabréis que tiene algo de autobiografía.

¿Por qué empezaste a escribir?

Llevo escribiendo desde que tengo memoria: diarios, canciones, poemas, cuentos cortos… Cosas que dejaba en el cajón. Hace ya casi dos años tuve un profesor que pasó a ser parte de mi vida muy rápido.

Mi tutor de 4º de la ESO nos mandó hacer una redacción la primera semana de clases. Recuerdo que fui la única que conseguí un sobresaliente (bastante raro en mí). Me dijo: “Ana, tienes mucho talento para escribir, no lo desperdicies”. Yo me reí tras ese comentario, pero casualmente seguían mandado redacciones y yo nunca bajaba del 10 en ninguna. Demasiadas coincidencias…

Tres meses más tarde, ya siendo este profesor y yo amigos, le conté que lo estaba pasando un poco mal y me dijo que pusiera mis pensamientos en papel. Todos los días, según mi  estado de ánimo iba escribiendo y así fue como nació Lucinda, el personaje que creo con quince años para gritar los sentimientos que no podía decir en voz alta.

En febrero de mis quince años ya había terminado de escribir la novela que hoy conocemos como Maldita adolescencia.

¿Cómo ves la literatura juvenil que se hace ahora? ¿Qué crees que tiene de positivo y qué le falta?

Creo que son libros que enganchan rápido a la gente porque ya se esperan lo que va a pasar. Son diálogos tan utilizados que el lector ya sabe lo que va a responder. Aun así, son  gustosas de leer a pesar de que siempre sea la misma historia de amor…

Sí es cierto que echo en falta algo de dinamismo, una historia distinta, que tenga monólogos que te enseñen la cruda realidad de la vida, que hagan que pongas los pies en la tierra y sepas separar los libros de la realidad. Por todo ello he intentado que Maldita Adolescencia sea así.

"La protagonista de mi obra gritaba los sentimientos que yo no podía decir en voz alta"  

¿Cuánto tiempo llevas viviendo en Boadilla? ¿Qué te gusta más de vivir aquí?

Llevo viviendo en Boadilla desde los dos años. Me he criado aquí. De Boadilla me gusta que siempre hay eventos, festivales, ferias, conciertos… Es algo que realmente disfruto.

¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre, además de leer o escribir?

Me paso la vida cantando y tocando la guitarra, componiendo, actuando en cortometrajes… ¡Y cómo no, pasar tiempo con mis hermanos y amigos!

¿Objetivos de futuro?

Me gustaría seguir la línea que llevo ahora, haciendo un poco de todo lo que tenga que ver con estar subida a un escenario o actuando frente a una cámara. Y por supuesto, escribir.

 

Ana Martínez
Instagram: anuska_mm