Anulados los presupuestos municipales del 2014 por un defecto de forma

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha anulado el Presupuesto 2014 del Ayuntamiento de Boadilla tras un recurso que presentó Alternativa por Boadilla (APB) a las cuentas de ese año. El Ayuntamiento ya anunciado que solventará los defectos de forma apreciados por los jueces.

Anulados los presupuestos municipales del 2014 por un defecto de forma
El consistorio deberá llevar de nuevo al pleno municipal las cuentas del 2014 para solventar un defecto de forma, de acuerdo a una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Tal y como informan desde APB, en su resolución, "los magistrados destacan la falta de información en la elaboración del presupuesto, ya que no explica el contenido del mismo ni las principales modificaciones que presenta, pues no concreta los datos, antecedentes ni elementos que permitan fundamentar las previsiones de las cuentas”.

Argumentan los magistrados que las proyecciones económicas del municipio para ese año se realizaron de forma incompleta, ya que remitía a documentos que no constaban en el documento aprobado por la mayoría absoluta del Partido Popular.

Los magistrados se han apoyado en un estudio realizado por el Tribunal de Cuentas sobre los presupuestos en el que se apuntó que, aunque “se han cumplido las condiciones de nivelación presupuestaria (...) no presenta las bases suficientes ni los cálculos fehacientes que acreditaran la razonabilidad de las previsiones de ingresos”.

De esta forma el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) confirma que la estructura del documento y las partidas económicas de Boadilla se presentaron "de manera desordenada y confusa". Además, como omitía el resumen de la clasificación económica, se impedía "la correcta comprensión del presupuesto”. 

Pasos para subsanar el problema

El Ayuntamiento ya ha anunciado que subsanará el defecto formal por el que el TSJM ha anulado el acuerdo de pleno de aprobación del Presupuesto del año 2014. Para ello, el equipo de gobierno municipal llevará al pleno un acuerdo mediante el que se incorporarán formalmente al expediente los informes previos referidos en la sentencia.

Alternativa por Boadilla presentó una demanda solicitando la anulación de las cuentas municipales del citado año en base a seis puntos, cinco de las cuales han sido desestimados por el TSJM. Sí admite el tribunal un sexto argumento según el cual no se acreditaba fehacientemente que las previsiones de ingresos fueran razonables y no se incluían estudios previos que acreditaran la nivelación presupuestaria (suficiencia de ingresos para hacer frente a los gastos).

Aclaraciones

Ante este argumento, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte aclara los siguientes aspectos:

- Los informes previos existían y fueron elaborados por las áreas de Gestión Tributaria, Urbanismo y otras que gestionan ingresos. Al no ser preceptivo hacerlo, no se incluyeron en el expediente elevado al pleno para su aprobación, si bien están incorporados desde el principio en el expediente presupuestario, aspecto del que el TSJM ha tenido conocimiento por los recursos presentados.

- El Tribunal de Cuentas en el informe realizado a petición del TSJM dice lo siguiente: "de la lectura del informe económico-financiero debe deducirse sin dificultad que los ingresos presupuestados son una estimación razonada que se fundamenta en cálculos oportunos y coherentes caracterizados por su racionalidad y coherencia". Y expresa en las conclusiones que "en la elaboración y aprobación del Presupuesto de Boadilla del Monte correspondiente al ejercicio de 2014 se han cumplido las condiciones de nivelación presupuestaria efectiva".

- El cálculo de los ingresos era el correcto, tal como corrobora la liquidación presupuestaria del ejercicio 2014, con 9,2 millones de euros de superávit y un remanente de Tesorería para gastos generales de 11 millones de euros. En ningún momento se puso en riesgo la prestación de servicios o la puesta en marcha de nuevas infraestructuras;  se ha continuado pagando a los proveedores en menos de 30 días  y el Ayuntamiento continua con deuda comercial cero.