Javier Úbeda Liébana: así es el nuevo candidato del PP

Madrileño, 41 años, casado, padre de cuatro hijos. Es concejal de Boadilla del Monte desde el año 2011, donde ha estado al frente de las principales actuaciones realizadas. El nuevo reto: sustituir a Antonio González Terol como candidato del PP a la alcaldía.

Javier Úbeda Liébana: así es el nuevo candidato del PP
El concejal y candidato del PP a la alcaldía Javier Úbeda, con su mujer y sus cuatro hijos.
Javier Úbeda Liébana: así es el nuevo candidato del PP
Javier Úbeda afronta con entusiasmo su nuevo reto, sustituir a Antonio González Terol como candidato del PP a la alcaldía de Boadilla del Monte.
Javier Úbeda Liébana: así es el nuevo candidato del PP
Javier Úbeda, durante su presentación como candidato del PP a los medios el pasado 2 de abril en Boadilla del Monte.

Madrileño, 41 años, casado, padre de cuatro hijos (Beatriz, de 8 años; Curro, de 7; Manuela, de 6, y Catalina de 6 meses). Javier Úbeda es Licenciado en Gestión Comercial y Marketing (ESIC) y Máster en Gestión de Innovación por La Salle. Trabajó más de doce años en el sector privado.

Es concejal de Boadilla del Monte desde el año 2011. Aquí ha sido responsable de las áreas de Medioambiente, Urbanizaciones, Mantenimiento de la Ciudad y Festejos. Como tal, ha estado a cargo de las principales actuaciones relacionadas con las infraestructuras municipales (jardines y huertas del palacio, remodelación de los parques y jardines, renovación del polideportivo Ángel Nieto...), la limpieza y el mantenimiento de la ciudad.

Su madre, la histórica diputada en la Asamblea de Madrid Pilar Liébana, no le dejó afiliarse al partido hasta que acabó la carrera. Fue en las Nuevas Generaciones del partido en la sede de Moncloa- Aravaca donde conoció a Antonio González Terol, que presidía las juventudes del partido. Ahí estaban también Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso.

Javier Úbeda Liébana tiene ante sí ahora el reto de sustituir a su amigo y compañero como candidato a la alcaldía en las próximas elecciones municipales y revalidar las mayorías absolutas conseguidas por el actual alcalde. Tareas que no parecen fáciles pero que él afronta con tranquilidad.

Como señalaba antes los medios de comunicación, "soy conciliador al máximo y de los que le gusta más escuchar que hablar". A lo que su actual jefe, el alcalde, Antonio González Terol, añadía: "Destacaría su bondad, su capacidad de diálogo, trabajo, tesónm tranquilidad y paciencia".

¿Cómo valora su designación como candidato a alcalde de Boadilla del Monte?

Me ilusiona mucho poder dar continuidad a la labor que hemos realizado en  Boadilla bajo la gestión de Antonio, pero esto es a su vez una gran responsabilidad. El listón está muy alto porque Antonio González Terol ha sido, con mucho, el mejor alcalde que ha tenido Boadilla. Por muchas cosas. Por su capacidad de trabajo, resolución, eficacia, cercanía al ciudadano e implicación en la vida del municipio. Además de ser un gran amigo, es el espejo en el que mirarse.

Afortunadamente, no se va del todo. Vamos a seguir teniéndole muy presente como presidente del Partido Popular en Boadilla, por lo que esta nueva etapa representa la continuidad de su gestión.

"Antonio ha sido, con mucho, el mejor alcalde que ha tenido Boadilla. Por su capacidad de trabajo, su iniciativa, eficacia, cercanía, implicación..."

¿Cuál ha sido su relación personal con el actual alcalde?

Nos conocemos desde que teníamos 20 años. Comenzamos juntos en la sede del Partido Popular del distrito de Moncloa-Aravaca y desde allí pusimos en marcha muchas iniciativas como la revista de distrito, escuelas de formación política, actividades de debate…

Hemos vivido situaciones complicadas como apoderados en el País Vasco, prestando nuestro apoyo y aliento a los compañeros del partido en los años difíciles...

¿En cuál de sus áreas de responsabilidad disfruta más?

Todas tienen sus puntos positivos. He disfrutado viendo cómo iban finalizando las obras de todas las nuevas infraestructuras, especialmente las del Palacio del Infante Don Luis, el centro de salud, el centro de mayores o los parques, por lo que significa en relación al disfrute de los niños y de las familias.

Los festejos te acercan mucho a los vecinos, disfrutas con las peñas, con las actividades a las que se acude masivamente. Y además hemos podido recuperar los encierros, una tradición que tiene una gran acogida en la localidad…

Pero si tengo que elegir una, me quedo con Medio Ambiente por la defensa y el cuidado de nuestro monte, por lo que éste representa para Boadilla y la vinculación que siento desde pequeño con la naturaleza.

"Mi mujer y mis hijos han sido testigos de que se es concejal las 24 horas del día los siete días a la semana, así que, si soy elegido alcalde, esto no va a cambiar mucho"

Tiene cuatro hijos pequeños. Es habitual verle pasear con su familia por los parques, en el monte, en los espectáculos infantiles en el Auditorio… Ahora, como candidato a alcalde, ¿cree que le va a cambiar mucho la vida a usted y su familia? ¿Qué le ha dicho su mujer?

Aunque es un gran reto, no creo que suponga un cambio importante en nuestra vida cotidiana.

Como concejal durante estos ocho años, mi mujer y mis hijos están ya muy acostumbrados a verme trabajando y disponible las 24 horas del día. Incluso muchas veces los niños me acompañan a supervisar parques, obras…

Mi mujer ha sido testigo de mi total dedicación a la gestión municipal y de que se es concejal las 24 horas del día los siete días de la semana. Sin embargo, también sabe lo que Boadilla significa para mí y lo ilusionado que estoy con esta designación. Así que cuento con su apoyo total.

Ser alcalde me daría la oportunidad de seguir trabajando para mejorar este municipio, que es el lugar en el que vivimos y donde queremos que crezcan nuestros hijos. Ellos son boadillanos. Todos han dado aquí sus primeros pasos.

Quienes le conocen saben que es usted un gran defensor de las tradiciones, de la familia, de la vida... ¿De qué manera inculca a sus hijos estos valores?

Mis hijos son muy pequeños. La mayor tiene ocho años. Pero mi mujer y yo compartimos los valores que queremos transmitirles y procuramos que los asimilen participando con nosotros.

Todos los domingos acudimos juntos a la Misa infantil que se celebra en la parroquia del Santo Cristo de la Misericordia, el pasado fin de semana estuvimos en la Manifestación por la Vida que se organizó en Madrid y todos los años asisten a los actos del 12 de octubre en Boadilla.

"Mis hijos son muy pequeños. La mayor tiene ocho años. Pero mi mujer y yo compartimos los valores que queremos transmitirles y procuramos que los asimilen participando con nosotros"

Sabemos que le gusta tocar el cajón flamenco, el campo… ¿Qué más hace en su tiempo libre?

Sí, me gusta mucho pasear por el monte y como decía, me siento muy identificado con el campo, el pastoreo… Boadilla es en ese sentido un privilegio.

También me gusta la música; toco el cajón flamenco cuando me reúno con mis amigos o cada año en la fiesta que organiza la peña taurina de Boadilla. Obviamente, me gustan los toros.

La lectura está también entre mis aficiones. Ahora estoy leyendo Sabotaje, la tercera novela de Falcó; la trilogía de Pérez Reverte. Anteriormente leí Patria, de Fernando Aramburu, y debo decir que me impresionó.

 

 

Propuestas

En su presentación oficial como candidato del PP a los medios en Boadilla del Monte, Javier Úbeda avanzó algunas ideas y propuestas que incluirá en su programa de cara a la próxima legislatura.

Entre ellas, la lucha por que el Cercanías llegue a Boadilla ("un ramal subterráneo que desde el Ferial de Boadilla conectara con Majadahonda"); la construcción de una pista de atletismo próxima al ferial de Boadilla y junto a esa futura estación de Cercanías; la renovación del alumbrado en Viñas Viejas, los sectores S y Sector B (Residencial Siglo XXI); proseguir con las obras de recuperación del palacio ("el gallinero se está licitando, también se está licitando el proyecto del estanque y la noria, que se financiará con el 1,5% cultural, hay que arreglar la carpintería y las rejas...", adelanta); continuar con la segunda fase de reforma y modernización del Casco histórico; reformar el Centro e Salud Conde de Barcelona; o implantar la figura del enfermero/enfermera en todos los centros públicos (actualmente hay dos, que comparten todos los colegios).