De la universidad al colegio

Francisco Loro es el nuevo director de Highlands School Los Fresnos. Maestro, logopeda… abandona toda una trayectoria en la Universidad Francisco de Vitoria para, como quien dice, volver al cole. Entre sus retos están aprovechar esos lazos entre universidad y colegio, además de reforzar un proyecto que este curso estrena bachillerato, que se ha hecho mayor.

Francisco Loro: De la universidad al colegio
Francisco Loro, director de Highlands School Los Fresnos.

El pasado mes de junio se incorporó al proyecto Highlands School Los Fresnos (HSLF), colegio privado, mixto, católico y bilingüe ubicado en la urbanización del mismo nombre. Francisco Loro –“aunque siempre me han llamado, Paco, o Pacoloro, todo seguido”, apunta–, viene de la Universidad Francisco de Vitoria (al igual que el colegio, per­teneciente al Regnum Christi). Allí ha estado 24 años trabajando como adjunto al secretario general, profesor de varias asignaturas, director de becas y admisión, director del Instituto de innovación docente, entre otras ocupaciones. Así que en materia de educación, sabe de lo que habla. Actualmente, además, prepara su doctorado sobre Responsabilidad social de los centros educativos docentes.

¿Cómo ha sido ese paso de la universidad al colegio? Pues con mucha ilusión. En la universidad tenemos el lema Atrévete a cambiar el mundo. Aquí en el colegio trabajamos con los alumnos precisamente para que cambien el mundo y cada día ves el impacto de lo que enseñas, como si fuera algo mágico. También me atraía mucho poder aplicar todas las ideas en las que he trabajado en la universidad en el ámbito de la innovación educativa y pedagógica.

Con sus primeros alumnos ya en bachillerato, ¿en qué ha cambiado el proyecto HSLF en estos once años desde que abrió sus puertas en 2007? Este es un proyecto que ha pasado sus dificultades, que nació de cero, pero que ha evolucionado hasta estar totalmente asentado gracias a la confianza de cada vez más familias. Tenemos actualmente 470 alumnos. El 70% son de Boadilla. Y el 90% de las familias son numerosas. El próximo curso saldrá la primera promoción del centro… Así que se podría decir que ha llegado el momento de quitarnos los pantalones cortos.

"Tenemos un bachillerato muy enfocado al ámbito universitario. Además, estamos haciendo proyectos continuos con la universidad en distintos ámbitos que afectan a todo el centro".

Tenemos un bachillerato muy enfocado al ámbito universitario. Además, estamos haciendo proyectos continuos con la universidad en distintos ámbitos que afectan a todo el centro. Así, profesores de magisterio colaboran con los nuestros, tenemos un proyecto espectacular de aprendizaje y servicio con la facultad de Psicología… También nos han aprobado un proyecto de innovación para enseñar ciencias de forma distinta. Esto va a permitirnos que alumnos del último curso de la universidad de Biotecnología estén con nuestros profes de primaria y secundaria. Quiero que el centro sea un espacio de investigación/acción para darle lo mejor a los alumnos.

¿Qué más diferencia a HSLF de otros centros de la congregación? Todos compartimos una base sólida basada en el humanismo cristiano, pero luego cada cole tiene una personalidad diferente. Somos un colegio más pequeño, un colegio muy fresco, referencia en innovación pedagógica. Como centro católico, ofrecemos mucha atención espiritual y pastoral de una manera propositiva a las familias, no invasiva, y con una oferta en la que cada uno elige lo que quiere o le interesa.

"¿Por qué todos los niños deben llevar los mismos deberes si cada uno tiene necesidades distintas?"

Entre los valores que nos diferencia, está la labor de acompañamiento personal. Tenemos un plan para este año de acompañamiento personal, convivencias y desarrollo de los alumnos. Dentro de esto, estamos haciendo un plan de educación emocional y social con la Fundación Botín; o hemos puesto en marcha el plan Deberes a la carta, aunque no nos gusta llamarlo deberes sino retos. Porque… ¿por qué todos los niños deben llevar los mismos retos si cada uno tiene necesidades distintas? Con estos retos individualizados se desarrollan mejor sus dones y talentos a la vez que se refuerzan mejor sus necesidades.

Incorporamos un programa de salud integral centrado en la prevención y el fomento de hábitos saludables; otro de acción tutorial y acompañamiento vocacional dirigido a los alumnos de secundaria; o el programa de Tutoría entre iguales (TEI), que funciona muy bien para prevenir los conflictos y en el que los protagonistas son los propios alumnos los que, con una formación previa, resuelven sus propios conflictos.

Somos un colegio bilingüe, que forma parte de la red internacional de colegios Cambridge International Examinations. De esta forma, HSLF ofrece una formación integral y bilingüe con el currículo oficial de la University of Cambridge, con un componente muy importante de habilidades ejecutivas para preparar al alumno para salir al mundo, a un entorno cambiante.

"Somos centro examinador de Oxford. A partir de marzo haremos convocatorias de exámenes en Boadilla para quienes necesiten certificar su nivel de inglés".

Nos hemos convertido también en centro examinador de Oxford. A partir de marzo em­pezaremos a hacer convocatorias de exámenes en Boadilla para quienes necesiten certificar su nivel de inglés.

¿Y qué papel juegan las familias? Es muy importante. No hay asociación de padres, pero sí padres o madres delegados en cada curso. Las familias organizan continuamente actividades que desde el colegio apoyamos. Han creado un fondo solidario para pagar becas de escolaridad a hijos de familias en apuros. En Navidad también 50 padres y madres hicieron una representación teatral para los alumnos… Son muy activos.