Recuerdo del Holocausto

Hay episodios históricos que no deben olvidarse. Boadilla recuerda un año más el Holocausto junto a la comunidad judía, y con el emotivo testimonio de Jacobo Drachman, superviviente de campos de concentración.

Recuerdo del Holocausto.
Jacobo Drachman, superviviente de varios campos de concentración nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

El Ayuntamiento de Boadilla ha conmemorado un año más junto a la comunidad judía de Madrid el aniversario de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau en 1945, en estas fechas en que Naciones Unidas ha designado el 27 de enero como Día de la Memoria del Holocausto.

Al inicio del acto se ha proyectado un vídeo sobre lo ocurrido la llamada Noche de los Cristales Rotos para después proceder al encendido de las seis velas en memoria del Holocausto para recordar a los seis millones de judíos asesinados; a los que arriesgaron sus vidas para contar lo que allí ocurrió; a los miembros de las distintas minorías que sufrieron la persecución nazi; a los Justos entre las Naciones, que también arriesgaron sus vidas para salvar a muchos de los perseguidos; a la ineludible obligación de luchar contra el negacionismo, rechazar el odio, combatir la indiferencia y elevar los principios de la convivencia y de la vida misma; y al Estado de Israel que dio cobijo a cientos de miles de desplazados y supervivientes, "convirtiendo en realidad el ideal de una patria propia en la que los judíos pudiesen ser iguales entre las naciones".

Tras un minuto de silencio en recuerdo a todas las víctimas de la Shoá, han intervenido representantes de la comunidad judía, el Centro Sefarad-Israel y la Embajada de Israel. El testimonio más emotivo ha sido el de Jacobo Drachman, superviviente de varios campos de exterminio. Y el acto ha concluido con la intervención del alcalde de Boadilla, Antonio González Terol.

El alcalde ha resaltado la importancia de no olvidar lo que sucedió para evitar las causas que provocaron el Holocausto, que siguen estando presentes, y que a su juicio son el odio de los totalitarismos y los fanatismos religiosos hacia los que no piensan como ellos, la intolerancia hacia los que son diferentes y los nacionalismos que anteponen los supuestos derechos de los territorios a los de las personas.

El director de la Escuela de Música de Boadilla y uno de sus profesores han interpretado también una pieza musical en homenaje a las víctimas.

En el acto han estado también presentes los miembros de la Corporación municipal, representantes de los cuerpos de seguridad de Boadilla, miembros de asociaciones locales y de centros educativos, así como 60 alumnos del colegio Mirabal.