Un repaso por la historia de Boadilla

El Convento y su entorno en el año 1929.
Portada del libro de Paloma Olmedo.

El Museo Arqueológico de la Comunidad de Madrid, en Alcalá de Henares, exhibe entre sus múltiples piezas varias monedas de la época romana, utensilios utilizados por los habitantes de aquella época, una moneda de oro datada hacia los inicios del s.VIII de un antiguo poblado visigodo, herramientas de labranza fechados en esa misma fecha... todos ellos encontrados en excavaciones arqueológicas llevadas a cabo durante los años ochenta y noventa en Boadilla del Monte. Piezas de un valor histórico incalculable y que son parte de los restos de los primeros moradores que tuvo el municipio.

 
También durante estos últimos años han aparecido muestras de la antigua ermita existente en el Cerro de San Babilés. Indicios que avalan las leyendas que han pasado de boca en boca durante los últimos años sobre su existencia y que confirman la tradición del martirio de San Babilés.

 

Paloma Olmedo, escritora, fundadora y actual presidenta de la Asociación Amigos del Palacio, además de vecina de nuestro municipio, ha recogido y documentado todos estos datos en un libro que verá la luz a lo largo de este mes bajo el título de Boadilla del Monte. Historia y Testimonios.

 

Investigación histórica


Su autora ha buceado por archivos, bibliotecas y hemerotecas recopilando material para la elaboración de esta obra. Aquí ha recogido todas las descripciones históricas que se conservan desde el s.XVI hasta el s.XX de un pueblo convertido en real sitio en el siglo XVIII, cuando el Infante don Luis lo eligió para levantar su palacio, y que durante un brevísimo periodo de seis años vivió su máximo esplendor para luego caer casi en el olvido.

 
La primera referencia escrita de Boadilla es de 1208. Ese año, el rey Alfonso VIII enconmendó en Burgos que se estableciera la línea divisoria entre los términos de Madrid y Segovia. Boadilla quedó dentro de Madrid, que entonces se extendía desde la actual Villaviciosa de Odón hasta Alcobendas.

 

La Guerra Civil

 

Otra parte menos conocida sobre el pasado de Boadilla del Monte es cómo se vivió la Guerra Civil. Sus habitantes fueron desalojados en noviembre del 36 y llevados a Madrid. En diciembre, los franquistas tomaron el pueblo. El general Varela instaló su cuartel de mando en el Palacio, desde donde dirigió las fuerzas replegadas en la zona, la batalla de Brunete...

 
Entre las anécdotas, destacar un relato del sobrino de Churchill en el que habla del paso de las Brigadas Internacionales por aquí. Con ellas estuvo en el pueblo el poeta Miguel Hernández en el 1936. Durante todo este periodo, Boadilla fue portada en tres ocasiones en el diario ABC. Son algunos de los detalles que, junto con una completa cronología sobre el conflicto, incluye Paloma Olmedo en el libro.

 

 

Boadilla del Monte. Historia y testimonios

 

Boadilla del Monte. Historia y testimonios hace un recorrido por los orígenes de este municipio desde las primeros indicios existentes de la presencia de hombre aquí, en la prehistoria, hasta los años noventa de nuestra época, donde la autora, Paloma Olmedo, interrumpe su relato.

 

Tal y como nos ha contado, llevaba con la idea de hacer este libro desde hace cinco o seis años, cuando trabajaba en la elaboración del libro sobre el Palacio del Infante Don Luis que publicó en 2002. “Con esta obra he pretendido que Boadilla tenga su propio libro con su historia perfectamente ordenada”, afirma.

 
Este pormenorizado y documentado relato histórico se complementa con el capítulo que recoge los testimonios de casi una docena de personas que aún viven. Recuerdos y vivencias que nos hablan de la Guerra Civil, los años de la posguerra, el Palacio y las visitas a Boadilla de la reina Victoria Eugenia, donde solía acudir a cazar con los duques de Sueca o a las carreras de galgos antes del estallido de la Guerra Civil... Relatos y anécdotas que ahora pasarán a la posteridad.

 
Por último, y no menos interesante, la autora ha recopilado entre los vecinos imágenes antiguas del pueblo. Fotos que nos hablan de la forma de vida, las fiestas y costumbres, las procesiones... Más de un centenar de  imágenes, desde principios de siglo hasta la época actual, que nos descubren, sobre todo a los nuevos vecinos, una parte de la historia del pueblo en el que vivimos.