S_3

Nuestra Señora del Rosario, patrona de Boadilla del Monte

El 7 de octubre se celebra la festividad de la Virgen del Rosario, patrona del municipio desde tiempos inmemoriables. Ese día la imagen saldrá en procesión por las calles del pueblo.

Imagen antigua de la procesión de la Virgen del Rosario en Boadilla del Monte.

 

La patrona de Boadilla es la Virgen del Rosario. Su festividad se celebra el 7 de octubre, como en toda la Iglesia Católica. El fin de semana más cercano a este día se celebran cada año las fiestas patronales de nuestro municipio. El domingo comienza con una Misa Mayor, seguida de una Procesión de la Patrona por las calles del pueblo. Actos que se culminan con diferentes actividades, tanto deportivas como culturales.


Aunque no existe en Boadilla una Hermandad exclusivamente dedicada a la Virgen, la realidad es que todas las hermandades y numerosos vecinos, junto con los clérigos de la Parroquia, se afanan cada año en preparar la celebración de su fiesta.


Una Virgen victoriosa


La Virgen del Rosario, también llamada Nuestra Señora de la Victoria o de la Victoria de Lepanto, es la patrona de los marineros, por lo que en muchísimos municipios de España se celebran fiestas en honor a esta Virgen, también conocidas como de moros y cristianos, en conmemoración a la Batalla de Lepanto, que se produjo en 1571, cuando fuerzas cristianas (la armada de La Liga Santa) derrotaron a la fuerza naval turca (musulmana) en el combate marítimo cerca de la costa poniente de Grecia.


El Papa San Pío V había rogado que todos los cristianos rezaran el Rosario para lograr la victoria. La batalla fue terrible y sangrienta, pero terminó con la completa victoria de los cristianos sobre el Imperio Otomano. Se declaró aquel día como festivo para toda la Iglesia Católica. Y quedó establecido que se rezara el Rosario durante todo el mes de octubre por las tardes, lo que se llamó las novenas.


El origen del Rosario


El origen del Santo Rosario es tan antiguo como el mismo cristianismo, aunque a lo largo de la historia ha ido sufriendo alguna modificación de su forma original. En el rezo del rosario se recuerdan los misterios de la vida de Cristo. La tradición ha hecho que el actual rosario se le atribuya al español Santo Domingo de Guzmán que, según cuentan, fue la mismísima Virgen, en persona, la que le enseñó a rezarlo cuando se le apareció en 1208, ordenándole que propagara esta devoción y la utilizara como arma poderosa en contra de los enemigos de la Fe. Por ello los dominicos han sido siempre los grandes propagadores de esta devoción.


La tradición


Ya nadie recuerda desde cuando la Virgen del Rosario es la patrona de Boadilla. Al terminar la Guerra Civil, Boadilla había quedado devastada. Las dos iglesias entonces existentes —la del Convento y la de San Cristóbal— sufieron numerosos daños y desapereció prácticamente todo su contenido. Lo poco que quedaba estaba prácticamente destruido.


Tras su restauración, los párrocos encargaron nuevas obras que mantendrían las tradiciones y veneraciones antiguas. Así, compraron las imágenes de la Virgen del Rosario y la del Carmen que, aunque no tienen mucho valor crematístico —se trata de vaciados de escayola siguiendo moldes de las imaginerías de Olot—, han permitido al pueblo mantener su fervor a la Virgen.


La imagen del Rosario (en la segunda imagen, agasajada con flores antes de ser sacada en procesión) representa a la Virgen ataviada con el clásico manto azul turquesa que nos indica que es la Reina del Cielo —ya los romanos atribuían a Juno, la reina del cielo, el color azul—. La túnica roja, según algunos el color que llevaban las vírgenes en los tiempos de Cristo. Y la corona de doce estrellas, que según la historia apocalíptica, fue como vio San Juan Evangelista a la Virgen.


Esta imagen se conservaba en la Iglesia de San Cristóbal, parroquia de Boadilla, desde donde todos los años era sacada en procesión. Pero en el año 2000, al cerrarse este edificio por el deterioro que sufría, fue trasladada a la del Convento de las Carmelitas, sito en la plaza que lleva el nombre de la Virgen del Rosario, donde actualmente se encuentra y desde donde se realiza la procesión en los últimos años.


La otra imagen de la Virgen del Rosario (imagen inferior) que tenemos en Boadilla se encuentra ubicada en el Altar Mayor de la Iglesia del Convento (sobre estas líneas). Se trata de una talla del siglo XVIII, comprada en 1999 por el Ayuntamiento de Boadilla a un anticuario de Alcorcón por encargo del actual párroco, Don Julio Rodrigo.