Mayo se estrena con la llegada del Metro Ligero a Boadilla

Imagen de uno de los trenes que prestará servicio en la línea de Metro Ligero a Boadilla.

Es probable que durante los próximos meses, e incluso años, permanezca en nuestra memoria colectiva, y la de nuestros hijos, ese día en el que las primeras unidades del metro ligero a Boadilla hicieron su aparición por nuestras calles y empezaron a prestar servicio. Será el punto final a dos años de obras y un acontecimiento que pasará a los anales de la historia de Boadilla del Monte por su relevancia para el municipio y sus habitantes.


Las fechas barajadas


A falta de remates y los inconvenientes que puedan surgir de última hora, distintas fuentes consultadas aseguran que será entre los días 4 y 9 de mayo cuando se inaugure la línea. Es posible que desde ese mismo momento empiecen a circular los primeros trenes con viajeros en la que será la línea 3 del Metro Ligero. Discurrirá entre las estaciones de Colonía Jardín, en Madrid, y Puerta de Boadilla, en nuestros municipio.

 

Un recorrido de 13,7 kilómetros de longitud, 14 paradas —alcanzarán las 19 en unos años, a la par que se lleven a cabo los desarrollos previstos— y en el que prestarán servicio un total de 13 trenes, con una capacidad aproximada de hasta 220-240 personas, aire acondicionado, cámaras de seguri-dad... Modernos vagones que se estima emplearán unos 33-35 minutos aproximadamente en hacer el recorrido entero.

 

Un billete gratis

 

Probarlo no costará nada. El primer billete lo encontraremos en nuestro buzón. Nos lo enviará la presidenta de la Comunidad de Madrid junto con una carta invitándonos a probar el servicio y con información sobre la línea.

 

El precio de un viaje, entre cualquiera de sus estaciones, en el metro ligero de Boadilla es de un euro. Existe un bono de diez viajes (6,40 euros). Ambos se obtienen en las máquinas automáticas que hay en cada estación. Se trata de billetes específicos para esta línea y que no valen para viajar por la red de Metro de Madrid en la capital. Quienes quieran hacerlo, deberán comprar un tique combinado al precio de 1,75 euros por viaje.

 

Durante estos primeros días del metro en marcha, la empresa que gestiona la línea ofrecerá información en las principales estaciones de la misma sobre el funcionamiento del metro ligero, las tarifas, cómo se validan los billetes, medidas de seguridad recomendadas para conductores y viandantes, etcétera. Entre estas últimas, destacan los más de 200 semáforos instalados en nuestras calles para regular el tráfico de trenes, coches y viandantes durante las partes del recorrido en las que coinciden y evitar así accidentes.

 

Una vez se inaugure el metro, atrás quedarán meses y meses de obras en los que, tal y como nos indica el jefe de la misma, Ángel Mesa, “lo más difícil ha sido afectar en lo mínimo posible al entorno urbano durante la ejecución de la obra”. Un proyecto en el que han trabajado más de 3.000 personas y 200 empresas.