La Guardia Civil de Boadilla desmantela una banda de asaltantes de viviendas

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Boadilla del Monte, han logrado desmantelar un grupo organizado de delincuentes. Se cree que podrían ser los autores de 300 robos en viviendas unifamiliares.

Imagen objetos robados
Imagen de parte de los objetos presuntamente robados por los cuatro detenidos.

 Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Policía Judicial de Boadilla del Monte, han logrado desmantelar un grupo organizado de delincuentes, integrado por ciudadanos originarios de la Europa del Este, por su presunta implicación en 45 asaltos a viviendas de la Comunidad de Madrid, así como un robo perpetrado en Víver (Castellón).

 

La investigación tuvo su inicio el pasado mes de junio, fruto del cruce de datos existente entre las Unidades de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil y los Equipos territoriales de Policía Judicial de la Benemérita.

 

El método del murciglero


Este cruce de datos permitió observar un incremento de robos, principalmente en la zona noroeste de la Comunidad de Madrid, por el conocido método del murciglero. Consiste en el acceso de los ladrones a la vivienda de noche, aprovechando que los moradores se encuentran dormidos, sustrayendo de la misma todos los objetos de valor que encuentran a su paso.

 

El grupo ahora desarticulado, tenía predilección por sustraer llaves de vehículos de alta gama, los cuales eran robados del interior del garaje y utilizados en la huída.

 

Seleccionaban generalmente viviendas unifamiliares, accediendo a su interior tras apalancar una puerta, ventana corredera o forzando el bombín de alguna cerradura.

 

Según se desprende de las manifestaciones de las víctimas, pudieran haber utilizado algún producto que acentuase el sueño, y así evitar que los propietarios se despertasen, logrando sus propósitos con absoluta tranquilidad.

 

Los cuatro integrantes del grupo llevaban una vida completamente aislada, reuniéndose única y exclusivamente para la comisión de los hechos delictivos, los cuales habían sido planificados con antelación a su realización.

 

A este grupo se le imputan hechos delictivos en Torrelodones, Collado Villalba, Las Rozas, Villaviciosa de Odón, Galapagar , Moralzarzal, San Agustín de Guadalix, Aravaca, Algete, Fuente el Saz del Jarama, Madrid, Alpedrete, Alcobendas, Guadarrama, Majadahonda, Brunete, Boadilla del Monte y Pozuelo, en Madrid y en la población de  Víver, en Castellón.

 

La Guardia Civil ha logrado recuperar numerosos efectos de joyería, pequeños electrodomésticos y 15 vehículos de alta gama.

 

Hay cuatro personas detenidas, de Albania y Rumanía, que se encuentran ya en prisión. La operación sigue abierta.