Isabel Fraguas: "Con inquietudes y curiosidad, uno se siente más vivo"

Isabel es una mujer polifacética y llena de vitalidad. Vive en Boadilla desde hace 20 años y, desde hace algún tiempo, sus pasiones son actuar, recitar y pintar.

Isabel Fraguas: "Con inquietudes y curiosidad, uno se siente más vivo"
La actriz Isabel Fraguas en un momento de la entrevista. Imagen: Jorge Rosenvinge.

Isabel Fraguas es una mujer dulce pero inquieta, rebosante de vitalidad y de ganas de hacer cosas. Su amor por las artes lo hace palpable.

Hace casi 20 años, cuando dejó de trabajar en su propio negocio de bolsos y maletas, se vino a Boadilla con su marido (Alfredo) para estar más cerca de sus hijos y sus nietos, y empezó a ir a un taller de teatro municipal, “algo que siempre me ha apasionado”, afirma con entusiasmo.

Aquí ha representado Enredados, una adaptación de la obra de Jaime Pujol La continuidad de los parques; y Fórmula Táper, opera prima de una alumna de la RESAD, que después llevaron a la cárcel de Soto del Real junto a Jóvenes para el desarrollo.

Ha participado también en un anuncio para Samsung, que se pudo ver en cines y está en You Tube (http://cort.as/-EJ8S).

Además, escribe y recita poesía de una manera exquisita. Acude varias veces al año a los centros de mayores de Boadilla para ofrecerles recitales de diferentes autores o de lo que ella misma escribe. “Es una gran satisfacción ver sus caras cuando reconocen algún poema o les emociona un verso”, nos cuenta. Y desde hace 10 años es casi casi la presentadora oficial de los festivales de los mayores del municipio.

Su siguiente reto como actriz es convertirse en Carmen Sotillo, protagonista de la obra Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes.

'Cinco horas con Mario'
Su siguiente reto como actriz es convertirse en Carmen Sotillo, protagonista de la obra Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes. Lleva mucho tiempo trabajando con este texto de manera autodidacta, profundizando en lo que significa este personaje. “Carmen es una mujer de principios del siglo XX con todos sus prejuicios, sus convencionalismos… Me gusta muchísimo este monólogo porque se aprende un montón sobre cómo era la sociedad de aquel momento”, explica Isabel.

Aunque se tenga el texto muy fluido, reconoce que subirse a un escenario impone. Además “mucha gente tendrá en la cabeza a Lola Herrera haciendo este papel. Yo no he intentando imitarla, sino hacer mío el personaje de Carmen, como yo lo siento”, asegura.

Pintar, otra de sus pasiones
Su pasión por el arte no acaba aquí. Isabel también asiste a clase de pintura y luego en casa practica lo aprendido con tanta dedicación que todos los años expone en la Exhibición Colectiva de Boadilla.