Hermanos sobre dos ruedas

Jacobo Caldeiro durante una competición.
Dani Caldeiro (primero por la izquierda), en el podio.

En las pruebas en las que participan es posible que no arrastren tantos seguidores como si eso fuera un partido de fútbol, pero desde luego que la espectacularidad está asegurada. Los hermanos Dani (37 años) y Jacobo Caldeiro (26 años) son vecinos de Boadilla y desde hace ya varios años, grandes aficionados a las motos.

El primero corre en 125cc., categoría en la que ha cosechado varios premios como el Trofeo RACE o, hace unos años, en el Campeonato de Castilla La Mancha, entre otros.


Lo de Jacobo son palabras mayores: compite con una moto de 1.000cc., de 175 kilos de peso, en la categoría Extreme. Máquinas estándar, comercializadas en cualquier tienda especializada por un coste que se sitúa en torno a los 9.000 euros, y que ellos adaptan posteriormente para la competición.
Tal y como nos cuenta su hermano, Dani, en el palmarés de Jacobo figuran varios premios, como la Copa Aprilia de 250cc, el Campeonato RACE de velocidad (lo ganó en 2003 y 2004), el Campeonato de Madrid o la Copa Yamaha.

 
Ambos empezaron siendo muy jóvenes en el mundo de la competición. Sobre todo en el caso de Jacobo, a quién su hermano animó cuando tenía 17 años, “básicamente para que no se matara en la calle con la moto y pudiera disfrutar de ella como disfrutas en un circuito”, explica Daniel. De momento, no cuentan con más apoyo que el de sus propios recursos económicos y la ayuda que les van dando los patrocinadores —principalmente empresas del sector—, cuya publicidad lucen en sus monos. botas, cascos o en el carenado de sus monturas.