Bárbara Capote García: "Hacer ganchillo vuelve a estar de moda"

¿Quién no recuerda a su abuela o madre tejiendo jerseys, bufandas, gorros o chaquetas de punto o ganchillo? Hacer ganchillo (hoy lo llaman crochet) vuelve a estar de moda. Bárbara Capote, vecina de Boadilla, acaba de abrir una tienda online Faltaunpunto.com dedicada a este sector.

Vuelve el ganchillo
Bárbara Capote García.

¡Quién lo iba a decir: las prendas de punto hechas a mano vuelven a estar de moda! Han cambiado mucho las lanas e hilos (“ya no pican como los de antaño”), hay un gran variedad de colores… Se está volviendo a los orígenes, a las prendas hechas por uno mismo. Jerseys, bufandas, alfombras, tapices, etcétera. Prendas únicas para regalar a un familiar o amigo y que cada vez son más apreciadas.

Tan claro lo tiene Bárbara Capote García, vecina de Boadilla de 39 años, madre de dos hijos, licenciada en Ciencias Físicas y empleada en una empresa de ingeniería, que se lanzó a crear un portal o tienda online para vender artículos y todo lo relacionado con el tejido de prendas de hilo. Su página en internet, faltaunpunto.com, apenas lleva un mes en marcha y ya tiene sus primeros clientes y el camino por recorrer promete.

Bárbara es una entusiasta del ganchillo. Ya de pequeña su abuela la tenía entretenida tejiendo con las agujas “cadenetas interminables de punto. Ella y mi bisabuela eran costureras. Yo me hacía collares, pulseras…” Una afición que retomó con fuerza hace tres años. “Estuve dos meses de baja, aburrida en casa sin poder mover el brazo. Y para entretenerme, me compré un par de agujas de punto e hilo y me hice un cuello. A los días me apunté a un curso en Boadilla. Luego a otro en Majadahonda… hasta que ya empecé a tejer por mi cuenta sin parar”, relata.

El salto de tejedora de prendas para familiares y amigos a montar la tienda online lo dio a finales del año pasado. “Había tejido un bolso en un curso, casi siempre prendas regaladas… que gustaban a familiares y amigos. Y pensé ‘por qué no dedicarme a esto’. En 15 días compré el dominio y me puse a trabajar en la web”, recuerda.

En noviembre de 2017 hizo su primera publicación en Instagram y Facebook. “Es increíble lo que se mueve en las redes sociales”. Ahí empezó colgando los productos que tejía. Y de ahí también han ido surgiendo los primeros clientes de la web.

Bárbara es autodidacta. Ha tenido que aprender de redes sociales, páginas webs, fotografía, comercio online, cómo llevar una pequeña empresa…

En faltaunpunto.com vende todo tipo de materiales para tejer. También productos terminados: alfombras, tapices a juego, bolsos, gorros, prendas para bebés… “Son cosas que haces para ti o para cumplir con la ilusión de alguien. Algo que al final no tiene precio: el material, las horas de trabajo que echas…”, nos cuenta.

Prendas exclusivas

Ese es también parte del secreto y éxito comercial de este tipo de iniciativas: poner a disposición de los clientes y seguidores prendas y objetos únicos que ella misma teje. “Si lo terminas subcontratando a otras personas, se pierde la esencia de lo que es esto”, asegura. Así que ella prefiere ir poco a poco. “Puede llegar un momento en el que no abarques a tejer todo lo que tienes que tejer; los clientes tendrán que esperar”, afirma.

La idea, dice, es algún día vivir de esto. Pero el tiempo dirá. Desde luego que ilusión, ganas y originalidad en lo que hace no le falta.

Más información

Faltaunpunto.com

Facebook