Grafólogos: Mata Hari

Nuestros grafólogos vuelven un mes más a sorprendernos. En esta ocasión han elegido como objeto de estudio a una de las figuras más controvertidas y deseadas de finales del XIX: Mata Hari. Junto a ellos descubriremos algunos de los secretos de su éxito y podremos entrever la magia de su personalidad.

Mata-Hari.
En esta ocasión han elegido como objeto de estudio a una de las figuras más controvertidas y deseadas de finales del XIX: Mata Hari.

Sin duda nos encontramos ante una figura controvertida y llena de contrastes. Una mujer que encarnó los deseos y fantasías de finales del siglo XIX.

En su letra, se perciben rasgos de un carácter apasionado y vital que desprende dinamismo y audacia, llegando en algunos casos a pérdidas de control y agresividad. Estas cualidades, en apariencia tan contradictorias, hacen que su comportamiento, ayudado por su buena asimilación y dotes de observación, le permitan a Mata Hari dominar el medio en que se mueve a pesar de sus miedos y la preocupación frente al futuro. Esto no fue impedimento para su generosidad y amor al lujo.

Dotada de una buena memoria y ansiosa de placeres, siente no obstante nostalgia del pasado y apego a su infancia y a los afectos de su juventud

Su orgullo y vanidad, cualidades estas de las que estaba sobrada, no impiden una afectividad que le brota de lo más profundo. La cualidad que más destaca su escritura, es la gran confianza que tiene en sí misma, que con frecuencia se convierte en orgullo, ayudada por su vitalidad y lo fácil que le resulta manejarse dentro de su ambiente, desde su encanto y su extroversión.Cultivó sabiamente el misterio y la ocultación, que junto con su sentido estético depurado hizo de esta mujer un ser incalificable, que fue amada por muchos y vituperada por unos cuantos.