El papel del paisajista

Cuando pensamos en jardinería, lo primero que se nos viene a la mente son distintas especies de plantas, praderas de césped… Pero en sí, la palabra jardinería engloba muchos más elementos que los vegetales. Desde un diseño, la elección de plantas, las labores de establecimiento y cuidado de éstas, hasta la construcción de otros elementos como pueden ser escaleras, fuentes o piscinas. Efectivamente, todo esto forma parte del jardín y quien se encarga de que el resultado sea un todo con sentido y armonía es el paisajista.

Este profesional trata el jardín como una composición de muchos elementos que transforma en un paisaje. Además puede proyectar otras instalaciones menos artísticas pero fundamentales para  el conjunto del jardín, como el riego, albañilería, iluminación, mobiliario, etc. En definitiva, supervisa un equipo multidisciplinar para que el resultado sea un éxito y alcance los objetivos del proyecto.

Paso a paso 

En la  visita inicial, toma anotaciones, medidas, indicaciones del cliente e información importante a tener en cuenta a la hora de realizar el diseño. El paisajista intentará aunar todas las características descritas por el cliente y plasmarla en un boceto con el que se pueda hacer una idea inicial. 

Una vez tomados los datos y realizado un estudio, se presenta una primera propuesta de diseño y unos honorarios de realización del proyecto  y demás  labores de las que se va a encargar. 

Realización de proyecto

Una vez aprobado por parte del cliente, se realiza un proyecto donde se combinará la parte técnica con la parte artística de diseño. Se presentan un conjunto de documentos más o menos extensos según el tipo de trabajo solicitado en los cuales se explica en detalle al cliente la idea de diseño. Este proyecto es fundamental como guía para el responsable de ejecutar la obra del jardín.

Dirección de obra y asesoramiento

Durante la ejecución del proyecto, será el paisajista el que se encargue de que la ejecución de la obra sea tal y como se proyectó de cara a conseguir el resultado final deseado. Controlará a su vez la calidad de los materiales, plantas e instalaciones y resolverá los problemas que se puedan plantear durante la obra, siendo el interlocutor entre el cliente y el equipo de ejecución de la obra y  último responsable de que el trabajo salga correctamente.

Ventajas 

● Con la contratación de un paisajista, se contrata a un profesional cualificado, experto en el campo de la jardinería técnica, con experiencia en diseños y obras. Nos dará soluciones originales, ideas innovadoras y personalizadas en función de nuestras necesidades y gustos.

● Se encargará de todo lo relacionado con la obra.

● Maximiza recursos y minimiza costes, lo que supone al final un ahorro para el cliente. Todo esto solo es posible gracias a la realización de un proyecto, planificación de tareas y al ajuste del presupuesto al cliente.

● Vela por que se realice todo correctamente.

● Mayor organización y coordinación. Sin  ambas, es muy posible que a corto y medio plazo surjan los problemas.

● Un buen diseño y configuración del jardín aumenta el valor de la propiedad.  n